Juan Pablo Urzúa, notario y Conservador de Pichilemu:  “Me cansé de ser expuesto públicamente por esta serie de operaciones orquestadas”

Publicado el 12 junio, 2019 Por Arturo Alvarez

Recientemente el Tribunal de Garantía de Pichilemu acogió a trámite la querella en contra del Notario y Conservador de Bienes Raíces de dicha ciudad, Juan Pablo Urzúa.

El abogado decidió romper su silencio y denuncia en esta entrevista exclusiva una operación orquestada por profesionales interesados en quedarse con su cargo público.-

También se manifiesta a favor de la modernización del Notarías y de la institución del Conservador de Bienes Raíces.-

Ha sido aceptada una querella en su contra por parte del Tribunal de Garantía, ¿cuál es su visión acerca de esta situación?

En primer lugar, debemos respetar la institución del Juzgado de Garantía. Se ha cumplido recién un trámite administrativo que es la aceptación de la querella y existe entonces una causa en curso por parte de ese Tribunal, el que remitió los antecedentes al Ministerio Público donde ya hice presente mi representación por Abogados y tendremos la oportunidad de probar que las imputaciones que se me hacen son falsas y malintencionadas.-

¿Desde dónde surge esta acusación entonces y qué busca a su juicio?

 Hay una operación orquestada por parte de abogados interesados en quedarse en mi puesto de trabajo y se han visto involucrados con alguno de los Ministros investigados en las causas que ya son públicamente conocidas. Eso es materia de la investigación que se ha realizado por parte de la Corte Suprema y que la ciudadanía ha conocido por los medios de prensa.-

Curiosamente, todas los reclamos e imputaciones en mi contra han sido presentadas por clientes o cercanos a clientes de una misma oficina de abogados. Debo dar a conocer que las acusaciones que se han presentado obedecen, en su mayoría, a personas que quisieron que incumpliera las obligaciones que la Ley me asigna para inscribir terrenos. Ud. debe entender que existe un alto interés comercial hoy en la zona y que una negativa de mi parte evidentemente deja heridos en el camino, pero mi conciencia está absolutamente tranquila.-

NECESARIA MODERNIZACIÓN DE LAS NOTARÍAS

¿Qué sucede al interior del poder judicial y sus órganos relacionados, como las notarias? ¿Existe una crisis?

Yo he sido un profesional dedicado a mi labor durante más de 23 años. He trabajado en Salamanca y durante muchos años en Pichilemu y la verdad es que nunca he debido recurrir a las prácticas que se han denunciado y que son de conocimiento público hoy. No he sido muy cercano de algunos Ministros y eso puede haberme afectado en esta oportunidad. En mi opinión de abogado, creo que la fe pública ha sido dañada y que es trabajo de la misma Corte y del Poder Judicial recobrarla mediante las acciones que sea necesario realizar.-

¿Pero esas acciones también abarcarían a las notarías ¿cree necesario hacer una modernización del sistema de notarías y conservadores de bienes raíces?

Por cierto. Estamos hablando de dos instituciones creadas en el siglo XIX y que, con muy pocas variaciones, mantienen la orgánica inicial con la que fueron pensadas hace más de 160 años. En mi caso en particular, hemos trabajado incansablemente por modernizar, tanto el Registro de Bienes Raíces como la Notaria, así también implementamos un nuevo Archivo Judicial de Pichilemu, hemos sido reconocidos por esto a nivel país y puedo decir con tranquilidad que, tanto en la Notaría como la institución del Conservador de Bienes Raíces, hemos implementado mejoras tecnológicas para facilitar la realización de los trámites respectivos. Tanto es así que hoy somos el único Conservador de Bienes Raíces de Chile que se encuentra digitalizado en un 100%, Conservador de Bienes Raíces que funciona con sus trámites en línea y, desde 2015, la Notaría también ha incorporado tecnología digital en sus procesos.-

¿Por qué ha decidido dar esta entrevista?

Porque creo que los Notarios y quienes trabajamos como Conservadores de Bienes Raíces, como todos los funcionarios públicos, nos debemos a la ciudadanía, y debemos aclarar públicamente las imputaciones difamatorias de las que seamos objeto. En mi caso, me cansé de ser expuesto públicamente por esta serie de operaciones orquestadas. Las imputaciones que se me realizan son falsas y eso lo estamos demostrando en todas las instancias. He dado instrucciones a mis abogados para que ejerzan todas las acciones para poner fin a estas difamaciones sistemáticas, que han afectado mi honra, a mi familia, y a la fe pública.-

Noticias Relacionadas