Alcalde de Rengo y fallido proyecto de Agrosuper: «Se trató de pasar por encima de los vecinos»

Publicado el 11 junio, 2019 Por Norelis Vilchez

Manifestó que los vecinos no iban a permitir que el proyecto se llevara a cabo sin una Evaluación de Impacto Ambiental.

La semana pasada, Agrosuper informó que suspendería los proyectos de concentración de cerdos en las comunas de Requínoa y Rengo, luego del rechazo de las comunidades que presuntamente se verían afectadas.

Al respecto, el alcalde de Rengo, Carlos Soto, manifestó su complacencia ante la medida tomada por la empresa.

“Creo que lo importante de esto es que Agrosuper por si solo haya tomado la decisión de suspender este proceso de mejoramiento de sus planteles de crianza de cerdos. En el caso de Rengo, en Santa Isabel, se iban a concentrar en un plantel los cuatro que existen en la actualidad, lo que iba a elevar de 5 mil cerdos a 45 mil”, señaló.

Resaltó que “siempre pensé que aún y cuando este fuera un proyecto voluntario de mejora por parte de Agrosuper -no hay por qué dudar de que así no sea- lamentablemente se equivocaron porque lo hicieron sin cumplir con todas las condiciones y la primera para mí tiene que ser considerar la participación ciudadana, la opinión y el conocimiento de un proyecto como este a los vecinos».

Asimismo el alcalde enfatizó que “lamentablemente en esta oportunidad se trató de pasar por encima de los vecinos con un proceso de participación bastante poco claro, que alertó a la gente (…) pensamos que un proyecto de esa magnitud solo sería aceptado si se hacía un Estudio de Impacto Ambiental. Rechazamos cualquier posibilidad, como ciudadanía, de aceptar un proyecto solo con la Declaración de Impacto Ambiental “.

“Como alcalde, como comuna, lo hicimos saber a todos los niveles, inclusive a Agrosuper (…) les dije que la decisión de la comunidad era solicitar que, ya que era un proyecto de tanto valor para ellos,  por modo propio y no porque lo declare la ley, pudiera acoger esta solicitud de hacer un Estudio de Impacto Ambiental”.

Resaltó su satisfacción de tener a la empresa en la comuna en su planta faenadora, “pero en lo que es la crianza de cerdos, tenemos que tomar las mayores precauciones para que efectivamente no impacte de una manera negativa en nuestros vecinos. Yo hice sentir mi voz de forma clara y fuerte, debido a que no íbamos a aceptar que se impusiera este proyecto en las condiciones en las cuales estaba. Este proyecto con tener solo Declaración de Impacto Ambiental  no lo íbamos a aceptar bajo ningún punto de vista y eso era definitivo,  porque las cosas no se habían hecho bien”.

Asimismo, Soto invitó a la empresa para que cuando vaya a presentar este tipo de proyectos, lo hagan confiando en la comunidad “no tratando de imponer por engaño o por desidia el conocimiento de la gente. Creo que hoy día nos hemos escuchado fuerte y claro, y creo que lo que tenemos que hacer a partir hoy en día es que Agrosuper, como buen vecino que es nuestro, nos considere en proyectos futuros y ojalá desde hoy empecemos a trabajar para ver cómo mejoramos las condiciones medio ambientales de cada uno de los planteles que tiene en la comuna”.

“Yo creo que de esta experiencia negativa tenemos que aprender, tiene que aprender  la empresa en el sentido de que siempre es mejor considerar a la gente y no darle la espalda”, resaltó.

Asimismo, dijo que “ojalá cualquier decisión que Agrosuper  tome de aquí en adelante, entienda que lo tiene que hacer junto a nosotros, junto a la ciudadanía y no tratando de imponer un tecnicismo que de una u otra forma lo que hace es abrir brechas que después cuesta mucho cerrar”.

Señaló que en Chile hay muy poca legislación en cuanto a temas medio ambientales, fundamentalmente en cuanto a los olores, “entonces la gente tiene derecho a dudar porque han sido engañados en  muchas circunstancias, por lo tanto, hoy no se puede partir desde atrás, hay que partir desde adelante y eso significa conversar con la gente, que lo conozcan primero, mostrar experiencias similares, haciendo que la gente se haga amiga del proyecto, no enemiga”.

Finalmente el edil destacó «como alcalde tengo la obligación de generar espacios para que las empresas inviertan en Rengo y desde ese punto lo hago siempre, pero cuando estas empresas tienen algún  proyecto que tenga que ver con el medio ambiente, tengo la obligación de mirar por el lado de los vecinos y desde ese punto de vista nunca me va a temblar la mano, nunca voy a dudar, respecto de dónde está mi obligación primero y mi obligación primero es al lado de los vecinos, de que mejoren su calidad de vida y echando para tras cualquier proyecto que atente contra eso “

Noticias Relacionadas