Rectora de Universidad Santo Tomás destaca alto grado de empleabilidad de sus egresados

Publicado el 16 mayo, 2019 Por Norelis Vilchez

Dentro de sus carreras con mayor demanda se encuentran las ligadas al área de la salud.

La Universidad Santo Tomás tiene 23 sedes a nivel nacional y una extensión en Rancagua con una matrícula de aproximadamente 3 mil estudiantes.

La rectora de esta casa de estudios, María Olivia Recart, destaca la acreditación como elemento clave en el desarrollo de la institución, que comprende también el Centro de Formación Técnica (CFT) y el Instituto Profesional (IP).

Destacó que dentro de sus proyectos para la gestión que encabeza desde el mes de enero se encuentra lograr “reacreditar la universidad y lograr más de cuatro años para poder entrar a la gratuidad», logró que buscan conseguir en CFT e IP, «lo cual es una buena noticia para nuestros alumnos, pero también es una responsabilidad que tenemos nosotros como institución”.

Dijo que las tres instituciones alcanzan  aproximadamente 100 mil alumnos en el país: “Creo que somos con Inacap la institución más grande en términos de expansión geográfica, (lo que) implica una responsabilidad enorme con las regiones”.

“Nuestras carreras hoy día están basadas en competencias y la gente tiene mucha empleabilidad. Las carreras son pertinentes desde el punto de vista de trabajo comunitario, mucho de lo que nosotros hacemos le permite al estudiante devolver la mano a sus comunidades”, asegura.

En cuanto a la demanda de sus carreras destacó que las ligadas a las ciencias de la salud y ciencias sociales, “pero nuestra estructura base ha sido salud”.

Destacó que los puntos que diferencian a Santo Tomás con otras casas de estudio del país. Primero, la relación con China, «ya que tenemos el Instituto Confusio en Rancagua y es importante porque Asia en general y China en particular son una ventana del futuro de América Latina. Nosotros tenemos una relación estructurada con China de confianza de larga data y eso hace el Instituto Confusio esté presente en nuestras sedes a lo largo de todo Chile”.

Segundo, la presencia en regiones. «Cuando las universidades solo tienen presencia en Santiago, les pasa que no conocen Chile y nosotros tenemos 23 sedes, la pertinencia de lo que nosotros recogemos en nuestras visitas cuando vamos a las sedes de lo que está pasando en las regiones es súper importante, nos diferencia y nos permite enseñar de manera distinta, porque los problemas de Chile real que no son en Santiago, nos permiten retroalimentar nuestra forma de enseñar”.

El tercer punto es la relación número de alumnos por profesor «que permite tener salas relativamente pequeñas, de menos de 35 alumnos y eso permite que un profesor o una profesora conozca muy bien a sus alumnos y los ayude a progresar porque no es fácil. Aquí en Chile la educación media es muy desigual y la gente llega a la educación superior con distintos niveles de preparación, en cambio nosotros acompañamos a nuestros alumnos para que traten de ser exitosos y, de hecho, tenemos buenos índices de retención y titulación, pero ese trabajo es personalizado y esa es una diferencia nuestra”.

Enfatizó que “el egresado Santo Tomás tiene una particularidad que es su sello. Nosotros somos una institución con valores cristianos y  un sello de una formación humanista real. Nuestros profesionales son valorados en el mercado, son personas que tienen alto grado de empleabilidad. En general,  tienen una formación valórica y una formación humanista que les permite seguir aprendiendo a lo largo de la vida”.

Noticias Relacionadas