Editorial: La clase media chilena

Publicado el 9 mayo, 2019 Por Equipo de Corresponsales

Los resultados de la primera encuesta nacional Mirada Futuro revelaron que el 47% de los encuestados aseguraron que el principal cambio social que ha vivido Chile en las últimas décadas es el crecimiento de la clase media. Aunque las expectativas de este segmento de la población no son las mejores: El 50% asegura que la clase media se […]

Los resultados de la primera encuesta nacional Mirada Futuro revelaron que el 47% de los encuestados aseguraron que el principal cambio social que ha vivido Chile en las últimas décadas es el crecimiento de la clase media.

Aunque las expectativas de este segmento de la población no son las mejores: El 50% asegura que la clase media se mantendrá “igual” al finalizar este Gobierno; mientras que un 30% cree que estará “peor” y solo un 18% siente que será “mejor”.

Pero ¿cuál es la situación que vive actualmente la clase media chilena? ¿Cuáles son sus problemas, dolores, demandas?

Un tema complejo de abordar porque cerca de un 80% de la población chilena dice ser de clase media. Lo que demuestra que hay grupos más estables económicamente hablando y otros más vulnerables. No existe una identidad compartida.

Por ello, hay un amplio sector de la clase media que se siente abandonado y menos protegido. Al integrar a este grupo a aquellas familias que están en la mediana del ingreso, habría un importante número de personas que están propensas a vivir en situación de vulnerabilidad, si tuviesen que enfrentar situaciones como enfermedades graves, pérdida del empleo de uno de los jefes de hogar, la dependencia de más personas que no aportan con sus remuneraciones, o el ingreso a la educación superior.

Es más, hoy en día un título profesional no garantiza avanzar en la escala social. El mercado laboral ha sido especialmente duro con algunas carreras cuyos salarios no aportan a la movilidad social. Las deudas universitarias que hoy agobian a las familias, sumadas al alto costo de la vida especialmente en temas de primera necesidad, como alimentación y medicamentos, tienden a empobrecer a estas familias.

De ahí es clave seguir avanzando en políticas públicas que permitan apoyar a este amplio sector de la sociedad –una clase media más vulnerable o cómo se le llame- que ha superado los niveles de pobreza, pero  que de todas formas queda expuesta ante cualquier situación o imponderable que afecte a los miembros de su familia y que finalmente termina golpeando el bolsillo de los hogares de esta (bien o mal) denominada clase media.

Noticias Relacionadas

Columnas 7 mayo, 2019

[Opinión] Delito en Confesión

Columnas 24 abril, 2019

Orden y Patria