Caso Huracán: Las acusaciones que han complicado la semana del fiscal Sergio Moya

Publicado el 16 mayo, 2019 Por Erika Pulgarin

El persecutor se defiende y negó haber avisado a Carabineros sobre el allanamiento realizado el 26 de enero de 2018.

De vacaciones se encuentra Sergio Moya, luego que el fiscal nacional, Jorge Abbott determinará que el persecutor debía volver a sus funciones en Rancagua.

Pero estos días no han sido de descanso para el abogado, a raíz de una serie de acusaciones que han salido a la luz pública en medio de la investigación por la fallida operación Huracán.

Este martes, el capitán en retiro de Carabineros, Leonardo Osses, imputado en este caso, declaró por dos horas y media en el Tribunal de Garantía de Temuco. Allí aseguró que Moya habría alertado -de modo anticipado- que las dependencias de la institución serían allanadas.

Finalmente esta diligencia se llevó a cabo el 26 de enero de 2018, cuando la Fiscalía y la PDI concurrieron a dependencias de la desaparecida Unidad de Inteligencia Policial de La Araucanía. Episodio que es recordado porque Fuerzas Especiales de Carabineros instaló carros lanzaguas y vehículos blindados en las inmediaciones del cuartel para así evitar esta diligencia.

En relación a esta declaración, el juez Luis Olivares señaló a radio Cooperativa que Osses aseguró que «personalmente había estado en una reunión con esta persona (Moya), y que se lo habría dicho en persona (que serían allanados)».

Olivares agrega que el fiscal habría advertido «que estuvieran atentos, y a raíz de eso, a raíz de la alerta que se les dio, con posterioridad, al parecer, se habría eliminado información«.

Al mismo medio, el juez manifestó que las diligencias «eran con un carácter absolutamente reservado (…) para resguardar el secreto de la investigación que se estaba realizando, para tratar de evitar cualquier posibilidad de que hubiera una filtración. Por eso resultaba sumamente grave la acusación que estaba haciendo el imputado mediante su declaración, de que ellos habrían sido alertados de que se iban a allanar las oficinas».

Tras conocerse esta denuncia, durante las últimas horas del martes y este  miércoles el fiscal Moya salió a defenderse de las acusaciones y negó haber avisado a Carabineros sobre el allanamiento realizado por la Operación Huracán.

Y este lunes, el mayor (r) Patricio Marín Lazo declaró por más de 6 horas en la Fiscalía Nacional, en calidad de imputado por el caso Huracán.

Ese día, reconoció como auténtico el correo electrónico entre él y Sergio Moya, de diciembre de 2017. En el mail -que fue revelado por el fiscal Emiliano Arias- le da instrucciones respecto de diligencias en la Operación Andes.

Según informa La Tercera, Javier Jara -abogado de Marín Lazo- el fiscal Moya «recibió borradores de los oficios de liberación de la Operación Andes y realizó sugerencias de carácter jurídico».

El fiscal Sergio Moya se encuentra bajo una investigación sumaria por sus presuntos vínculos y «asesorías» a Carabineros en el marco del caso Huracán.

Noticias Relacionadas