Mattel deberá reembolsar a clientes que compraron silla mecedora tras muertes de bebés

Publicado el 19 abril, 2019 Por Equipo de Corresponsales

Ni en Chile, ni en Latinoamérica se han registrado fallecimientos

El Servicio Nacional del Comsunidor (Sernac) exigió a la empresa Mattel Chile S.A., que reembolse a sus clientes el dinero por la compra de dichas sillas, debido a un riesgo de mal uso.

Se trata de las de la marca Fischer-Price, modelo Rock’n Play Sleeper, que se vendieron en nuestro país entre enero de 2011 y diciembre de 2017.

Durante dicho periodo se compraron 1.935 unidades de este producto, que según informó el Sernac, implica un peligro para la seguridad de los bebés por el riesgo de mal uso.

A través de un comunicado, el director nacional del servicio, Lucas Del Villar, señaló que “cuando está en riesgo la seguridad de los consumidores, especialmente si se trata de niños, las empresas deben ser aún más profesionales y diligentes, adoptando todas las medidas para mitigar los riesgos involucrados, pero además compensando adecuadamente a las personas que se hayan visto perjudicadas”.

Esto luego que la empresa adoptara la decisión de reembolsar el valor total del producto sólo a los consumidores que compraron la silla en los últimos seis meses. Medida que fue catalogada como insuficiente y discriminatoria, ya que en Chile se dejó de vender en diciembre de 2017.

A principios de abril, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC) de EEUU y la empresa Fischer Price, solicitaron dejar de utilizar el producto si los bebés tenían una conducta de darse vuelta o si cumplían los tres meses.Aviso que se emitió tras la muerte de 32 menores, quienes no estaban con el arnés de sujeción.

Ni en Chile ni en Latinoamérica se han registrado este tipo de casos.

Según agregó el Sernac, la alerta se convirtió en un llamado público a los consumidores de los países donde se vendió la silla, para devolver el producto. Luego de esto, el servicio solicitó a Mattel, empresa que vendió la silla en nuestro país, que detallara los problemas relacionados a la silla.

Las sillas que se vendieron en Chile tenían un precio que bordea los 30.000 pesos.

Del Villar manifestó que espera que la empresa entregue una pronta respuesta al requerimiento. Además agregó que tras la nueva Ley 21.081, el Sernac está facultado para buscar soluciones para los consumidores en plazos fijos e interponer demandas colectivas.Desde el servicio realizaron un llamado a los consumidores que posean la silla a dejar de usarla de manera inmediata, para prevenir accidentes.

Noticias Relacionadas