Exfuncionaria de Prodemu de provincial Colchagua acusa “despido injustificado y abuso de autoridad”

Publicado el 15 abril, 2019 Por Jaime Castañeda

Cuenta con el respaldo de la diputada Alejandra Sepúlveda, quien ofició a la institución donde trabajó y a los ministerios del Interior y del Trabajo por una supuesta difusión de datos personales de la afectada, quien relata que el hecho de haber sufrido de violencia intrafamiliar le habría terminado costando el cargo.

Hasta la comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara llegó el caso de la profesora Lyssette Toro, quien acusa despido injustificado de su cargo como coordinadora provincial de Colchagua de la Fundación para el Desarrollo y la Promoción de la Mujer (Prodemu).

La docente dice ser víctima de “despido injustificado, abuso de autoridad, uso de datos privados y discriminación”. Según su relato, todo comenzó cuando “en enero a mí me contacta la señora Paola Diez, directora nacional de Prodemu, y me dice que tiene mi currículum para postular a un cargo”.

“El día 27 de febrero recibo un correo electrónico notificándome que fui elegida para el cargo y que me debo presentar el día 1 de marzo. Posteriormente recibo llamado de Nessy Moratelli, directora regional, quien me cita a reunión en Rancagua para el día 1 de Marzo a las 9.00 en oficinas de Prodemu. Luego de una conversación con ella, y varias advertencias de que el equipo de San Fernando era conflictivo, me pide que me presente el 4 de marzo en la sede provincial (Colchagua) para ser presentada delante del equipo. Ese día inicio mis labores en la sede San Fernando”, relata.

Los problemas comenzarían a poco de empezar a trabajar. “El día 21 de marzo vamos a una jornada informativa en Chimbarongo y al volver a la oficina pasaron cinco minutos y llega la señora Nessy (Moratelli) muy alterada. Yo la iba a saludar y me dijo ‘no me toque, no me toque porque vengo con una misión que es complicada para mí’.

La ex funcionaria asegura que le dijo: “Desde Presidencia me informan que la tenemos que desvincular por motivos personales, esto es un cargo de confianza, así que los motivos no tenemos por qué dárselos’. Yo a esta altura todavía no firmaba contrato”, explica Lyssette Toro.

Asegura que a continuación la directora regional “se sienta frente a mí y me entrega un contrato que decía desde el 1 de marzo al 21 de marzo. Empieza a presionarme, me dice que firme, que salga por la puerta ancha; pero por qué tengo que salir por la puerta angosta si estoy haciendo bien mi trabajo. Pido los motivos y me dice ‘firma, porque si no, no vas a tener cómo respaldar que trabajabas con nosotros’. Sí puedo respaldarlo le dije, hay fotografías, se hizo terreno”.

Agrega que “a los dos minutos recibo el llamado de la jefa de gabinete de Prodemu, Denisse Madrid, y ella me lee tres denuncias judiciales. Dos que eran de violencia intrafamiliar y otra, un tema que yo tuve con equis supermercado. Y me dice que ningún cargo público, menos de gobierno, puede estar ocupado por una persona que tenga causas judiciales. Le digo de dónde sacó las causas judiciales, porque yo presenté mi certificado de antecedentes y está totalmente limpio, y que yo sepa, el certificado de antecedentes lo tiene que sacar uno, porque no se lo pasan a cualquier persona tampoco y los datos personales, sobre todo cuando son judiciales, tampoco son públicos. Le dije de dónde saca usted estas cosas, me dijo ‘me las enviaron del Ministerio del Interior y tu desvinculación es una orden emanada de Presidencia’”.

En efecto, la profesora se había querellado contra su expareja por violencia intrafamiliar, acusando agresiones en la vía pública.

La diputada Alejandra Sepúlveda acompañó a Lyssette Toro en la sesión del miércoles de la comisión de Mujeres y Equidad de Género, tras lo cual anunció medidas frente a este caso. “Hay un montón de estímulos para que la mujer que sufre de violencia intrafamiliar pueda denunciar, sin embargo, esta institución que está relacionada con el tema de promoción y desarrollo de la mujer, está diciendo ‘mira, porque tú denunciaste, porque puede haber un escándalo en cualquier minuto que lo puede hacer tu ex pareja, la institución se puede ver afectada en su prestigio’ y frente a eso la desvinculan inmediatamente de su cargo”.

Añade que “aquí hay una señal contradictoria de una institución muy importante que tiene que ver con los derechos de la mujer”, y  cuestiona que “las autoridades de Prodemu dicen que esto es mal visto, que no corresponde, que puede haber un escándalo en la institución o cuando ellos estén inaugurando algo, y que todas estas complicaciones que ella pueda tener en la vida cotidiana en la función de su labor podrían complicar el prestigio de la institución”.

En segundo término la parlamentaria pone énfasis en la utilización de datos personales, “porque todo esto fue enviado desde el Ministerio del Interior a la directora ejecutiva de Prodemu (Paola Diez). Nosotros la oficiamos para saber cómo obtiene el Ministerio del Interior estos datos, pero además estos datos son privados. Nosotros fuimos muy cuidadosos y cuidadosas al decir que estos datos, sobre todo los de denuncia de violencia intrafamiliar, eran absolutamente reservados. Hoy día están en manos de todo el mundo y no puede ser que están utilizados para otros fines que no sean el pertinente a la causa de violencia intrafamiliar”.

Además del oficio a Prodemu “para que nos digan qué es lo que ocurrió en esta desvinculación”, Sepúlveda oficio a dos ministerios. “¿Qué es lo que pasa con el Ministerio del Trabajo? porque aquí no hay un proceso de finiquito como corresponde a la afectada. También oficiamos al Ministerio del Interior para que nos diga cuál es el tratamiento que hizo frente a estos datos personales. Lo que van a hacer es recabar la información para después citarlos (a la comisión)”, concluyó la legisladora.

Diario El Tipógrafo se contactó con la directora regional de Prodemu, Nessy Moratelli, para conocer su opinión sobre este caso, pero declinó referirse al tema.

Noticias Relacionadas