Tres pistas por sentido y ciclovías: El proyecto que busca cambiar la cara de avenida Baquedano

Publicado el 21 marzo, 2019 Por Patricio Hernández

Entre cuatro y seis años demoraría la ejecución del plan que busca descongestionar el sector poniente de Rancagua.

La ampliación de avenida Baquedano, en el sector poniente de Rancagua, ha sido puesta como prioridad tanto por el Gobierno Regional como por el propio presidente de la República, Sebastián Piñera. Sin embargo, la concreción de la anhelada vía será de largo aliento.

“El proyecto en su ejecución total va a durar entre cuatro a seis años”, reveló el director regional de Serviu, Manuel Alfaro. La autoridad explicó que “hay que entender que esta debe ser una de las vías más grandes de Rancagua, por lo que es una modificación mayor de la ciudad”.

En ese sentido, Alfaro recalcó que “nosotros no podemos impactar en el 100% de la ciudad de manera inmediata”, por ello insistió en que las obras deberán “hacerse por tramo”, justificando que “si yo intervengo el 100% de Baquedano yo detengo Rancagua”.

“Esto toma tiempo porque hay que ir yendo por sectores; también el financiamiento viene por años, entonces, nosotros no podemos intervenir el 100% del área”, argumentó.

También, el representante de Serviu en la región recalcó que “va a haber inconvenientes siempre. Cuando modificamos cosas hay desvíos, hay que tomar precauciones, cosas que han pasado y generan complicaciones a los vecinos, pero siempre estamos dispuestos a poder mejorar el sistema”.

Más allá de los plazos y dificultades, lo cierto es que el proyecto de ampliación de Baquedano traerá una serie de novedades para descongestionar el sector poniente de la capital regional.

En primera instancia “cambia el ancho de la avenida. Estamos hablando de tres pistas por lado”, reveló Alfaro; además, el proyecto incluirá “ciclovías, bandejones, y todo un sistema de iluminación led que es el que pide la Municipalidad hoy”.

Junto a ello, aseguró el director de la institución, la iniciativa “considera áreas verdes del sector, y también la intervención de puntos críticos, como el paso bajo nivel de avenida Viña del Mar”.

La autoridad recalcó la importancia que tiene este proyecto para las autoridades, y además insistió en que “esto está inserto dentro de un macroproyecto que nos permite entregarle una infraestructura de primer nivel a la ciudad”.

“Es una prioridad para el Gobierno Regional”

Si bien el foco de la congestión vehicular se ha centrado en la conurbación Rancagua-Machalí, lo cierto es que el sector poniente de la capital regional también se ha visto afectado. Cada mañana el alto flujo de automóviles ha sido la tónica y la avenida Baquedano ha sufrido las consecuencias.

Por esta razón las autoridades ya se encuentran trabajando en un proyecto que permitirá ampliar la transitada avenida, para acabar con los tacos en el sector poniente de Rancagua.

“Para nosotros Baquedano es una de las intervenciones viales más importantes. Es de vital importancia para la Intendencia; el intendente está muy interesado en que estas obras se construyan, se lleven a cabo y que las inauguremos lo antes posible, es decir, que la obra parta lo antes que se pueda”, explicó respecto al proyecto el director regional de Serviu, Manuel Alfaro.

“Si él (intendente) da la prioridad, también pasa a ser una prioridad para el servicio, y eso es una presión positiva, porque demuestra que desde la máxima autoridad regional hay voluntad para esto”, añadió.

En cuanto al desarrollo de la iniciativa, la autoridad recalcó que “esta es una transformación vial de un eje estructural súper grande, que es desde Viña del Mar hasta el camino a Doñihue”.

En el proyecto se prevé el desarrollo de “plazas, áreas verdes, y todo esto está unido a lo que queremos lograr con Baquedano, ya que este será un eje estructurante para que nosotros logremos todas estas cosas”.

Para concretar esta iniciativa se necesitará una millonaria inversión, la que saldrá tanto de fondos sectoriales como también de aportes que se solicitarán al Gobierno Regional. “Esta es una obra que tiene un costo aproximado de 30 mil millones, y cerca de 11 mil millones serán destinados a expropiaciones”, reveló la autoridad.

De hecho, para este 2019 ya hay recursos aprobados para comenzar con la etapa inicial de las expropiaciones. “Durante este año vamos a tener expropiaciones, que buscan ir dando cancha para que esto se vaya generando”, detalló el director regional de Serviu.

Cabe consignar que la ampliación de avenida Baquedano no solo ha sido priorizada por la Intendencia Regional, sino que también fue puesta en la agenda por el propio presidente de la República, Sebastián Piñera, durante la presentación del Plan O’Higgins, en diciembre de 2018.

En aquella ocasión el intendente de O’Higgins, Juan Manuel Masferrer, reveló que “estamos comenzando en algunos temas de expropiación y se avanzará durante nuestro período para habilitar todo lo que es avenida Baquedano”.

Noticias Relacionadas