Logo de Rancagua marca primer desencuentro entre Pamela Jadell y Eduardo Soto: ¿El inicio de una aventura alcaldicia de la concejal?

Publicado el 12 febrero, 2019 Por Jaime Castañeda

Al interior de Chile vamos esta situación se puede interpretar como indicio de una posible carrera al sillón municipal por parte de la concejal.

Pamela Jadell siempre fue reacia a participar en política, hasta que el año 2012 decidió atreverse a una candidatura a concejal convencida por su amigo, el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto. Ambos, exitosos en las urnas, siempre se mostraron unidos en los temas municipales, pero de a poco la exvocera de la Asociación de Dueños de Máquinas Tragamonedas ha empezado a marcar diferencias con el edil.

El punto más visible del distanciamiento ha estado marcado por la polémica del logo municipal de Rancagua, en que Jadell lideró las críticas: “No sé si su ego es lo que no lo deja entender que es la ciudadanía, y no somos los diez concejales, los que le estamos reclamando”, dijo tras un tenso concejo realizado durante la semana pasada.

De todas formas, Jadell se ha encargado de aclarar que estas críticas no son personales.

“Me preocupa que el alcalde piense que es un ataque a su gestión, lo cual es absolutamente contrario”, manifestó la concejal, quien recuerda que “yo he apoyado la gestión del alcalde desde el primer día y hoy día solamente estamos criticando un gasto que se hizo, donde el alcalde tampoco fue enfático y claro”.

Por ello, Jadell ha mantenido firme su postura: “Este es un logo excesivamente caro”.

Al interior de Chile Vamos, especialmente aquel que está distanciado de Eduardo Soto, se vislumbra que este vuelo propio que agarra la concejal es proyectable a una candidatura alcaldicia.

Y tiene bastante piso Jadell como para ir por más, ya que en su primera elección en 2012 logró un 15,61% de las preferencias, lejos la primera mayoría. Cuatro años después obtuvo un 19,15% de los sufragios, consolidando su carrera política en Rancagua.

En 2017 se anotó otro triunfo al apoyar decididamente la candidatura a diputado de Javier Macaya por el distrito 15, donde el sanfernandino fue primera mayoría. En esta victoria fue clave el papel que jugó la concejal por Rancagua, quien asumió como generalísima de Macaya e impulsó su candidatura.

Ya en una entrevista de marzo de 2016, El Tipógrafo le preguntó a Pamela Jadell por sus intenciones alcaldicias. “Yo no descarto nada, y cualquier proposición que me hagan y que pueda ser una contribución a la comuna estoy dispuesta y disponible. Si la gente me lo pidiera, encantada, estoy a disposición de la comunidad de Rancagua”, aseguró por entonces.

Muchos interpretaron como signo del desencuentro entre la concejal y el alcalde un discurso de Soto en el Teatro Regional por los 275 años de la fundación de Rancagua. “En estos 275 años hemos tenido desde la administración del municipio 128 periodos alcaldicios, con 85 alcaldes”, dijo el edil. Pero reglón seguido emitió un comentario que llamó la atención de los presentes: “Y, cosa curiosa, espero que no la reparemos en el próximo proceso eleccionario, solo una mujer ha estado en mando del municipio en estos años”, señaló Eduardo Soto.

Tras ser requerida por El Tipógrafo, Pamela Jadell declinó conversar de este tema, ya que se encontraba ayer fuera de Rancagua en un encuentro familiar.

Noticias Relacionadas