El Teniente aprueba fiscalización y O’Higgins espera 10 mil espectadores el sábado ante la ‘U’

Publicado el 21 febrero, 2019 Por Jaime Castañeda

Celestes y azules animarán uno de los duelos más atractivos de la fecha 2 del campeonato.

Como es recurrente cuando uno de los equipos ‘grandes’ visita Rancagua, la ciudad vive el evento como un día fuera de lo habitual, con alta presencia de Carabineros, corte de calles aledañas al estadio El Teniente y autoridades fiscalizando el recinto en los días previos al encuentro.

Lo último aconteció este jueves al mediodía, cuando personeros de la Gobernación de Cachapoal, de Carabineros y representantes del club anfitrión recorrieron parte del reducto minero para constatar que todo esté en orden de cara al partido entre O’Higgins y Universidad de Chile, válido por la segunda fecha del campeonato nacional y que se jugará a contar de las 18:00 horas del sábado.

“Este es un partido de alta complejidad y hemos podido corroborar que el recinto cumple con todas las medidas de seguridad”, dijo el gobernador (s) de Cachapoal, Christian Villegas, quien agregó que el coliseo está habilitado para 11.900 asistentes.

“Esperamos que sea un evento tranquilo, sin inconvenientes. Lo que más ha hecho hincapié el encargado de seguridad es que ojalá los asistentes lleguen temprano, se abren las puertas a partir de las 16:00 horas. También hay que recordar que hay prohibición de venta de alcoholes en los locales de expendio que están cinco cuadras a la redonda, esto a partir de las 15:00 hasta las 23:00 horas”, avisó Villegas.

El gerente general de O’Higgins, Pablo Hoffmann, dijo que “estamos muy tranquilos, la gente de Rancagua siempre ha tenido un comportamiento ejemplar y Carabineros cuenta desde muchos años con un operativo de probada eficiencia, no hemos tenido ningún problema”.

Respecto de la venta de entradas expresó que “vamos a tener 1800 hinchas de la ‘U’ y el resto una gran cantidad de hinchas de Rancagua que esperamos que vengan a disfrutar de un partido de fútbol y no a otra cosa”.

Hoffmann espera una buen asistencia para el sábado, “yo creo que 10.000 es un buen número”, dijo, revelando que “la venta de entradas no ha estado mala ni ha estado buena pero hay que tomar en cuenta que es febrero; hay que pasear por Rancagua para darse cuenta que no hay mucha gente en la ciudad”.

En este sentido añadió “no podemos estar contentos con la preventa, porque es una buena oferta. La forma más conveniente de venir al estadio es ser socio del club, después la preventa, y solo compraron alrededor de mil personas. Todo el resto que compró ayer (miércoles) y hoy (jueves) lo pudo haber hecho el lunes o martes y le hubiese salido bastante más barato”.

Noticias Relacionadas