Continúa crisis en Centro del Sename en Graneros: Trabajadora fue mordida por ratón

Publicado el 11 febrero, 2019 Por Equipo de Corresponsales

Dirigente asegura también que habría dos casos de jóvenes que consumieron el cebo para roedores.

El pasado 4 febrero finalizó el plazo dado por la directora nacional del Sename, Susana Tondra, al director del Centro de Internación Provisoria (CIP) y Centro de Reclusión Cerrado (CRC) de Graneros, Walter Valdebenito, para que elaborara una carta Gantt con el plan de acción para dar solución a las denuncias realizadas por los funcionarios: Entre estas, fabricación de armas hechizas, consumo de drogas, ataques a funcionarios y una plaga de ratones.

Con el plazo ya vencido los trabajadores agrupados en los gremios Afuse, Antrase y Artrase siguen esperando una respuesta clara desde la dirección del centro a sus denuncias. En esta línea, el fin de semana ocurrió un grave hecho, cuando una funcionaria fue mordida por un roedor que se encontraba al interior de su oficina.

Alex Reyes, dirigente de Afuse, detalla que han implementado medidas contra la plaga de roedores, sin embargo, no han sido las más efectivas. “Dentro de la preocupación por solucionar el problema de los ratones no se preocuparon de buscar una estrategia efectiva y real que no atentara contra la integridad de los chiquillos”, sostiene el dirigente, detallando a continuación que hubo dos casos de jóvenes que consumieron el cebo para los ratones.

“Entonces para nosotros hay dos fenómenos preocupantes, uno tiene que ver con que hay una funcionaria que la mordió un roedor y también está la situación que la medida que implementó el equipo directivo (…) no se preocupó de que los jóvenes no se vieran afectados por esa medida”, manifiesta Reyes.

El dirigente revela que los dos casos de internos que consumieron el cebo para ratón no fueron situaciones de gravedad médica y explicó que se generó porque lo instalan “dentro de las casas de los chiquillos, entonces la idea nuestra era buscar una solución que no fuera tan invasiva porque podía ocurrir esto (…) no se preocuparon de ver que los jóvenes también podían consumirlos en motivo de protesta o de alguna situación”.

Respecto a la trabajadora que fue mordida por un roedor, el dirigente detalló que “la funcionaria estaba dentro de la oficina con la educadora, cuando escucha un ruido, se acerca y levanta el bergier, había un roedor que se le tira inmediatamente y le mordió la pierna”. Tras lo ocurrido la mujer fue derivada a un centro de salud inmediatamente.

Por otra parte, sobre las medidas que tomarán los funcionarios si el director del centro sigue sin dar un plan de acción claro para solucionar las demandas, Reyes contesta que “nosotros nos debemos a las bases, si no tenemos respuesta vamos a juntarnos nuevamente en una asamblea para analizar qué pasos a seguir”.

Para finalizar el dirigente enfatiza que “aquí no tiene que ver con perseguir a una persona puntual, sino que tiene que ver con que el centro tenga las menores situaciones de conflicto posible para que se den buenas intervenciones y un buen proceso para los chiquillos”.

Noticias Relacionadas