Vecinos marcharán contra CGE tras incendio que destruyó 385 hectáreas en Navidad

Publicado el 10 enero, 2019 Por Carla Dinamarca Miranda

Producto del siniestro, cinco casas fueron completamente consumidas por las llamas y otra resultó con daños parciales.

A días del incendio forestal que arrasó con 385 hectáreas y dejó cinco viviendas destruidas en el sector de La Polcura, en la comuna de Navidad, vecinos realizarán este viernes una marcha pacífica contra la empresa CGE en Rancagua.

“Es un movimiento pacífico para decir la verdad sobre lo que ocurrió y aprovechar de solicitar que no sigamos en peligro, que las líneas se reparen, sacar las líneas de los campos a caminos públicos. Estamos en esta comuna que es forestal, ya llevamos dos incendios en 2017 y ahora el de la semana pasada”, indicó el miembro de la Junta de Vecinos de La Polcura, Jorge Manieu.

385 hectáreas fueron consumidas por las llamas en el sector La Polcura, dejando un saldo de cinco viviendas completamente destruidas y una con daños. Del total de superficie afectada, gran parte corresponde a pastizales y bosque nativo, por lo que los agricultores dedicados a la ganadería resultaron afectados.

Son cerca de 100 los vecinos de la comuna que se presentarán en las oficinas de CGE, a las 10:30 de la mañana. Pese a que los representantes de la empresa se han acercado a los afectados entregando soluciones, para ellos no es lo que necesitan tras el fuego que los afectó.

Al respecto el representante de la junta de vecinos señaló que “se han acercado de manera urgente para ofrecer algunas cosas. Están ofreciendo cambiar los mismos postes a cemento con tecnología que debiera haber correspondido en ese momento, pero lo que nosotros queremos es mejorarlo, sacarlo de los campos y llevarlos al camino público”.

Producto del incendio, CGE interpuso una querella en contra de quienes resulten responsables ante el Juzgado de Letras y Garantía de Litueche. La acción legal presentada es por el supuesto robo del tendido eléctrico y atentando contra las instalaciones de la empresa, ya que según su investigación las instalaciones habrían sido intervenidas por terceros con el fin de robar conductores de cobre.

Ante esto Jorge Manieu puntualizó que “los campesinos están súper molestos porque se les acusa de ladrones” y que “están hablando de que se robaron los cables y allá es una zona donde nunca nadie se ha robado nada, habría que ser un malabarista para robarse un cable a seis o siete metros de altura. La luz no se cortó hasta que inició el fuego, evidentemente no hubo robo de cables”.

Noticias Relacionadas