Proyecto que modifica el Sistema de Admisión Escolar enciende el debate entre parlamentarios

Publicado el 16 enero, 2019 Por Equipo de Corresponsales

Raúl Soto (DC) sostiene que el proyecto quita poder de decisión a los padres, mientras que Diego Schalper (RN) señala que potencia la inclusión “pero no en base al azar”.

Una confrontación de opiniones ha generado el proyecto que busca perfeccionar el Sistema de Admisión Escolar (SAE) y que pretende, en palabras de la propia ministra de Educación, Marcela Cubillos, “reconocer el esfuerzo y el mérito” de las familias.

La iniciativa tendrá nuevos criterios y además concederá más cupos para colegios de mayor exigencia a alumnos que tengan un buen desempeño escolar. Permite además que los colegios seleccionen alumnos.

En el caso de los colegios de alta exigencia, se permite la selección mediante pruebas y, para proyectos especiales de educación, que hoy podían seleccionar hasta el 15%, amplía el rango hasta el 30%. También elimina la prohibición de realizar entrevistas entre los establecimientos educacionales y los padres.

Estos cambios han sido criticados duramente por parlamentarios de la oposición. En esta línea, el diputado Raúl Soto (DC) sostuvo que “el gobierno al hacer esta contrarreforma educacional lo que busca es volver a poner en el centro de la educación chilena la industria, el negocio”.

El parlamentario sostiene que con este proyecto se repone la selección y con ello el gobierno está “quitándole el derecho a los padres elegir los colegios de sus niños y le está entregando ese poder o facultad a los establecimientos educacionales”.

Soto sostiene que el actual sistema de selección “está funcionando relativamente bien”, sin embargo, reconoce que “es perfectible, hay que mejorarlo y yo estoy abierto a la posibilidad de que se revise el sistema, de que se pueda mejorar”.

En la vereda opuesta, el diputado Diego Schalper (RN) defiende el proyecto señalando que “el esfuerzo académico debe primar por el azar” y añade que el proyecto mantiene el SAE pero con modificaciones.

“Son una serie de correcciones que se están introduciendo dentro del sistema del gobierno anterior para mejorar el sistema que hoy día existe”, explicó el diputado.

Schalper sostiene que las controversias en el mundo político surgen porque la oposición está haciendo “una falsa interpretación del proyecto” y aclara que más bien “el proyecto lo que busca es mantener el sistema actual pero incorporar el esfuerzo académico, porque no podemos tratar de igual manera a un buen alumno de un mal alumno”.

Por lo cual lo que generarán estas modificaciones es potenciar “la inclusión pero no en base al azar”, ya que frente a un escenario en el que un colegio tiene más demanda que oferta “ahí el criterio que va a prevalecer no es el azar, sino que el esfuerzo académico de ese estudiante”, enfatizó el diputado RN.

El proyecto ingresará a la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, donde será discutido artículo por artículo para luego continuar su trámite legislativo.

Noticias Relacionadas