Con silla anfibia para el agua y especiales para arena: Personas con discapacidad y adultos mayores disfrutan de la playa en Pichilemu

Publicado el 23 enero, 2019 Por Equipo de Corresponsales

El municipio implementó un programa de inclusión que facilita su movilidad.

Para facilitar el acceso a la playa a las personas con discapacidad y adultos mayores, la municipalidad de Pichilemu puso a disposición de la comunidad cinco sillas de ruedas especiales que facilitan su movilidad y otra silla anfibia que les permite meterse al mar.

Las sillas están disponibles para ser retiradas en Avenida Ortúzar con Costanera y en la calle Acevedo con Costanera, frente a Capitanía de Puerto, durante todos los días desde las 9:30 horas hasta las 19:00 horas desde enero a marzo.

En los lugares de retiro se encuentra personal municipal, el cual entrega las sillas y traslada a los usuarios hasta el punto de la playa en que compartirán con amigos o familia y luego, cuando ellos lo requieran, el personal trasladará desde la playa a la Costanera a los usuarios.

El alcalde Roberto Córdova se mostró muy satisfecho con el positivo impacto que ha tenido el programa en la comunidad. En ese sentido, explicó que “la gente está feliz, muy agradecida, sobre todo las familias de las personas que tienen algún grado de discapacidad”.

El edil sostiene que con este proyecto “estamos dándole dignidad y reconocerles un derecho que ellos tienen de acceder a la playa en cualquier parte”.

Córdova explica que antes de esta iniciativa el acceso a la playa se tornaba difícil para las familias, ya que debían trasladar a su familiar con discapacidad en brazos y recorrer la playa cargando además la silla de ruedas, lo cual dificultaba su acceso o inhibía que visitaran la playa.

Con el programa, además de facilitar las sillas, en la playa principal hay rampas y estacionamientos exclusivos e infraestructura necesaria para movilizar tanto a adultos mayores como personas con discapacidad que lo requieran.

El jefe comunal agregó que el trasfondo de esta iniciativa está relacionado con la aplicación de la inclusión en el acceso a las playas.

En ese sentido, Córdova planteó que “es bien contradictorio nuestro libre acceso a las playas”, porque el discurso es que “todos tienen derecho a ingresar a la playa pero es contradictorio para una persona que tiene discapacidad”.

El edil sostiene que este concepto no se aplica a cabalidad, ya que “al no tener las condiciones para que ellos entren (a la playa) es como negarles el derecho que tienen para que accedan a la playa”.

Este programa funcionará todos los días hasta marzo. En los meses posteriores las sillas estarán disponibles durante los fines de semana largos y los interesados en ocuparlas, ya sea habitantes de la comuna así como también turistas, deberán retirarlas en la oficina de turismo del municipio.

Noticias Relacionadas