Despido de académicas UOH: ¿Qué pasará con proyecto de Conicyt que debía ejecutar docente desvinculada?

Publicado el 10 enero, 2019 Por Jaime Castañeda

La investigadora Vania Figueroa estaba a cargo de un trabajo cuyos hallazgos pudieran ser incorporados en una política pública nacional sobre salud materna.

Las doctoras Karina Bravo y Vania Figueroa fueron desvinculadas de la Universidad de O’Higgins, siendo las primeras dos funcionarias con el rango de académico a las cuales no se les renovó su contrato. Una determinación polémica que tiene aparejado otro problema: Vania Figueroa tenía la misión de llevar a cabo un proyecto de inserción en la academia Conicyt un mes después de su ingreso a la Universidad O’Higgins (UOH). El proyecto dura tres años y todavía no completaba el primero.

Vania Figueroa Ipinza es doctora en Ciencias mención en Neurociencia y estaba investigando cómo la nutrición materna puede influir en el desarrollo posterior de la descendencia, tanto en su niñez como en la etapa adulta; específicamente, gracias a las grasas buenas (Omega 3 y 6), las cuales son los bloques esenciales que actúan como los ladrillos con los que se construyen las neuronas.

El 10 de noviembre de 2017 Conicyt envió una carta al rector de la UOH, Rafael Correa, felicitándolo por la adjudicación del Concurso Nacional de Capital Humano Avanzado en la Academia del año 2017. Conicyt comprometió para remuneraciones un máximo de $22.320.000 anuales. El denominado proyecto PAI lo ejecutaría la docente en cuestión, por lo que su salida de la casa de estudios deja la interrogante de qué va a pasar con su ejecución.

De hecho, fue uno de los puntos reclamados por la Red de Investigadoras tras el despido de la doctora Figueroa.

El lunes el rector Correa dio explicaciones ante la Comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara Baja sobre la desvinculación de las académicas. En la oportunidad dijo que el proyecto “lo ganó la UOH con la profesora Figueroa como ejecutora, a mí me complica muchísimo que la profesora Figueroa quede sin ese proyecto PAI. En ese sentido, yo escribí al director de Conicyt solicitándole algunas soluciones”. Rafael Correa agregó que “la profesora Figueroa desarrolló parte importante de su proyecto durante el año en la Universidad de Valparaíso porque la UOH no tenía los laboratorios que ella necesitaba. Recibió el apoyo de la UOH y tuvo un ayudante de laboratorio pagado por nosotros (…) La idea mía era que este proyecto se trasladara a la Universidad  de Valparaíso”.

No obstante, “Conicyt da explicaciones de que el proyecto no es transferible. Vamos a seguir la negociación con Conicyt, es lo que yo pretendo, tengo la esperanza de poder llegar a una solución para que la profesora Figueroa pueda continuar con su proyecto de alguna manera; eso está en curso”, aseguró  el rector.

Respecto de la no renovación de la docente en la UOH Correa manifestó que “lo que tenemos es un informe, una visión global de la productividad en investigación de la profesora Vania Figueroa”, precisando que “esa productividad después de un año y medio es cero. En los aspectos de docencia hay cosas mucho más graves todavía. No fue juzgada por el PAI, yo espero que podamos encontrar la solución, y así se los estamos planteando a Conicyt, para que a ella no se le quite el PAI, pero estamos en la obligación de hacer saber a Conicyt que ese PAI está en serio peligro”.

Finalmente afirmó ante la comisión que “verá Conicyt si acepta la continuación de la profesora Vania Figueroa en otra universidad  o simplemente cierra el proyecto, pero eso ya no depende de nosotros y haremos todo lo posible para que no se cierre”.

Noticias Relacionadas