Consejos para proteger tu pelo del daño causado por la exposición al sol en estas vacaciones

Publicado el 12 enero, 2019 Por Equipo de Corresponsales

El cloro, la sal del mar, la arena y el exceso de lavado son los principales enemigos.

Disfrutar de la playa y la piscina en familia es lo que más se desea durante esta temporada de altas temperaturas y sol. Pero se debe estar consciente que el calor, el cloro, la sal del mar,  la arena y el exceso de lavado son los principales enemigos del pelo en esta época de vacaciones.

El contacto del agua con cloro, la arena, la exposición al sol excesivo, no son buenos para una melena saludable, ya que puede causar irritación y gran resequedad. El cloro elimina poco a poco los aceites naturales, lo que generará en el pelo mayor porosidad, se quebrará fácilmente y se volverá más áspero y seco especialmente en las puntas.

Lo mejor es proteger la fibra capilar, especialmente dependiendo del tipo que se tenga. Las melenas onduladas suelen ser más gruesas y la deshidratación es menor a la de los cabellos lisos, que suelen ser más finos y delicados. Los cabellos decolorados o con tratamientos son más  propensos al daño del cloro y del sol, ya que se altera fácilmente la capa de agua y las defensas naturales.

Con el fin de proteger y cuidar esta importante parte del cuerpo, durante y después de la exposición a las inclemencias del clima de verano, Farmacias Knop, con más de 90 años de experiencia en lo natural, comparte tips y opciones de la madre naturaleza que cuidarán, hidratarán y protegerán el cabello:

–          Enjuaga el cabello con agua dulce después de nadar. Esto logrará limpiarlo de cualquier residuo como el cloro, la sal o la arena que puede haber absorbido.

–          Evita la exposición directa al sol por largos periodos de tiempo. Cubre tu cabeza con un sombrero o mantente debajo de una sombrilla. El calor excesivo y los fuertes rayos UV causan un daño que al paso del tiempo despigmenta la hebra natural.

–          Utiliza shampoos apropiados al tipo de cabello. María Elena Rudolphi, químico farmacéutica de Farmacias Knop, indica que “una buena opción natural para el cuidado de la fibra capilar son los shampoos naturales, los cuales contienen diversos ingredientes que protegen, hidratan y vitalizan desde la raíz a las puntas”.

–          Incluye en tu día cremas de masaje capilar lubricantes como Nutrapiel, rico en aceites de palta, almendras, oliva y rosa mosqueta con una textura suave, de exquisito aroma con propiedades nutritivas para restaurar la fibra capilar. Se recomienda aplicarlo con el cabello húmedo dos veces por semana en verano.

–          Aplica aceite de argán, oliva, almendras, palta o jojoba, estos brindan brillo y lo hidratan luego de la exposición al sol.

–          Incorpora más agua a tu ingesta diaria con el fin de hidratar tu cabello y además la piel. Consume alimentos ricos en vitamina A, B y C, brócoli, zanahoria, espinaca, leche, pescado, frutos secos, pimientos y naranjas.

–          Consume una dieta con colágeno, así se hidratará, protegerá y se recuperará la fibra capilar, evitando grandes daños.

La estrategia principal es mantener el pelo hidratado y protegido para no regresar con daños que costarán la belleza y vitalidad del cabello.

Noticias Relacionadas