Un festejo que estuvo guardado 21 años: Santa Cruz rumbo a Primera B en su año más difícil

Publicado el 10 diciembre, 2018 Por Alex Savoy

En la temporada en que no entrenaron en la ciudad, un empate ante General Velásquez le dio el título de Segunda División, ascenso a la categoría de plata y regreso a la primera línea como no ocurría desde 1997.

Fotografía: Alex Lira/ www.anfp.cl

En medio de la locura de sus dirigidos por ascender a Primera B, Osvaldo Hurtado no tuvo reparos en plena transmisión oficial que Deportes Santa Cruz estuvo cerca de no participar este año en Segunda División.

El DT unionista agarró el fierro más que caliente desde el momento que los controladores del Grupo Conecta, donde resalta el nombre del representante de Claudio Bravo, Cristián Ogalde, recortaba gran parte del presupuesto para la temporada, luego que tuviera tres intentos fallidos de regresar a la segunda categoría.

El plantel unionista se renovó casi por completo. Los entrenamientos se trasladaron a Malloco –lugar de entrenamiento del otro equipo de Grupo Conecta, Magallanes. El contacto con Santa Cruz era solo durante los días de partidos como locales.

“Es un trabajo súper duro, la gente por ahí no sabe los detalles que se pasan en esta categoría. Felicidades a todos mis compañeros y en especial a esta gente que se lo merece. Un pueblo extraordinario que nunca nos dejó de alentar a pesar de esos malos partidos del comienzo”, resumió en plenos festejos de la temporada el portero Rodrigo Paillaqueo.

El mismo meta formado en Colo Colo apuntó a la historia. “Hace 21 años que no estaban en Primera B, nos tocó a nosotros a este grupo primero, que es todo humilde y yo lo llamó guerrero, porque así terminamos ganando algunos partidos que recordé anoche; como el autogol de Malleco, el empate a Iberia, como tantos triunfos que debimos defender para que no nos convirtieran”.

“Fue una temporada muy larga. Comenzamos con un empate, dos derrotas y en el cuarto partido ganamos, y ahí no paramos más. Después perdimos solo un partido, contra Cauquenes, y después lo mismo, no perdimos más, y queremos terminar esta liguilla como invictos”, recordó el goleador Luca Pontigo, elegido como mejor jugador del campeonato.

La revancha de Pontigo, Paillaqueo y Diego Huerta, entre otros, fue clave para que los santacruzanos vuelvan al lugar dejado hace más de dos décadas. “Esta es mi tercera temporada acá, estuvimos cerca en las dos anteriores y ahora se nos dio”, mencionó el experimentado central Fidel Córdova, uno de los sobrevivientes.

“Era lo que pensábamos cuando entramos a la liguilla, sabíamos que se nos podía dar unas fechas antes y así se dio, contentos porque se terminó esto un partido antes”, remató el zaguero consumado el empate 1-1 ante General Velásquez que les dio el título de Segunda División, ascenso a Primera B y un desahogo que en Santa Cruz lo guardaron por 21 años.

Noticias Relacionadas