Santa Cruz se alista para la Primera B: ‘Arica’ Hurtado seguiría como DT y municipio comprometió arreglos en el estadio

Publicado el 19 diciembre, 2018 Por Alex Savoy

El gerente Jaime Torres comentó las primeras novedades del equipo unionista en su retorno a la categoría de plata.

“Fue un buen logro para finalizar un proceso” dice al otro lado de la línea telefónica el gerente de Deportes Santa Cruz, Jaime Torres, campeón de la Segunda División y que está de retorno a la hoy Primera B después de 21 años.

El elenco unionista intentó durante dos años y medio la gloria, pero siempre falló en la parte final del campeonato. Sin embargo este año, con una plantilla mucho más austera y nuevos regentes en la sociedad anónima, llegó el premio.

“Todavía estamos en la etapa de cierre de la temporada, cuando terminemos eso, creo que la próxima semana, nos pondremos a pensar cómo enfrentar el torneo de Primera B”, comenta Torres consultado sobre el armado del nuevo proyecto en este retorno a la categoría de plata del balompié nacional.

Una primera decisión que deben tomar en Santa Cruz es respecto a la permanencia de Osvaldo Hurtado como técnico para la Primera B. Ahí Jaime Torres adelanta: “Lo más probable que el cuerpo técnico vaya a seguir, pero todavía no hay nada concreto, nada cerrado”.

Por su parte, en materia de jugadores que se mantendrán, tomando como ejemplo que el goleador Luca Pontigo reveló su deseo de seguir, el gerente sostuvo que “lo primero es cerrar con el cuerpo técnico y de ahí ver con qué jugadores vamos a contar la próxima temporada”.

La llegada a la ‘B’

Pero nada será gratis en este regreso a Primera B. Santa Cruz deberá pagar una onerosa cuota de inscripción de 24 mil UF, hoy más de 660 millones de pesos. “Es un (primer) año muy complejo sobre todo en la cuota de incorporación que se debe pagar”, reconoce Torres este esfuerzo que requieren cumplir con la exigencia mayor de la ANFP.

La otra gestión importante que deben resolver en la institución es con el estadio municipal Joaquín Muñoz García. El gerente menciona primero que “el estadio cumple con un 60 a 70 por ciento de todos los requerimientos”.

“Hay que hacer algunas reparaciones estructurales, como las casetas de trasmisión, agrandar un poco el camarín de visita. Son cosas que de aquí a febrero ya la municipalidad se comprometió a solucionarlas. Por eso no debería haber mayores inconvenientes con el tema”, detalla la promesa del alcalde William Arévalo para no tener problemas con la localía.

Por último, Jaime Torres dijo que desde lo deportivo en este retorno a Primera B “los objetivos, obviamente, son mantener la categoría, tener un año tranquilo y conjugar un plantel que vaya con la esencia del club, que va en la proyección de jugadores jóvenes y con una buena base de jugadores de experiencia”.

Noticias Relacionadas