¿Podrá el agro tirar el carro del empleo en O’Higgins? Frusexta advierte dificultades para esta temporada

Publicado el 3 diciembre, 2018 Por Jaime Castañeda

La Asociación Gremial de Productores de Fruta de la Sexta Región lamenta las consecuencias de la caída de granizos en los campos y sus efectos en la empleabilidad.

La actividad agrícola en O’Higgins suele expresarse en buenos indicadores de empleo durante el verano.  Pero el 8,3% de desocupación en la región durante el trimestre agosto–octubre es un mal punto de partida para la temporada más demandante en materia de mano de obra en los campos.

Un panorama que se ve más ensombrecido producto de las consecuencias que tuvo la caída de granizos de noviembre en vastas zonas agrícolas. Y lo dijo el ministro de Agricultura, Antonio Walker, cuando visitó las zonas afectadas: “Esto afecta al empleo de la Región de O’Higgins, más que al empleo nacional”, declaró.

Los productores frutícolas de la región admiten que el fenómeno climático tendrá un impacto en los trabajos. “Los granizos impactaron del orden de 4.000 a 5.000 hectáreas y eso evidentemente que afecta el empleo de temporada que tenemos en el campo. No ayuda precisamente a rebajar las cifras del desempleo en la región, que ojalá fueran mucho menores”, dice el presidente de Frusexta, Felipe García-Huidobro.

El también consejero regional explica que “para mucha gente fue muy grave, porque de un día para otro perdieron sus expectativas de trabajo. Estábamos a pocos días de iniciar la cosecha de las cerezas en varias partes, había campos que iban a requerir 400, 500 personas para iniciar la cosecha, y que se quedaron de brazos cruzados. Pero esa gente yo creo que tiene la posibilidad de buscar en otras partes”.

Sobre esto el timonel de Frusexta profundiza planteando que “el empleo es bastante dinámico y la gente se va adaptando a las circunstancias y puede ir buscando en otros lugares. A lo mejor ya no va a tener que trabajar al lado de su casa, sino que hay que salir a buscar quizás otra comuna”.

Pero más allá de coyunturas climáticas, Felipe García-Huidobro sostiene que el alto desempleo en la región obedece a consideraciones de orden político. “Son las consecuencias de las malas políticas públicas aplicadas en el gobierno de la señora Bachelet respecto de la reforma tributaria y de la reforma laboral, porque eso no se ha podido modificar”. Sobre esto agrega que “el gobierno no tiene mayoría en el parlamento para poder modificar y corregir los errores que se cometieron, que son graves para el desarrollo económico del país”.

Por ahora en el campo se realizan labores que permitan reparar el daño ocasionado por lluvias y granizos, de modo que las consecuencias se vean expresadas solo en esta cosecha y no en temporadas posteriores.

Noticias Relacionadas