Editorial: Las Leñas y la Carretera de la Fruta

Publicado el 14 diciembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

El inicio de la licitación de los estudios del túnel Las Leñas aparece como uno de los avances más concretos en la materia de los últimos años. Este corredor bioceánico que en la década de los 90 no era más que un anhelo y parte de los discursos de buena voluntad de la autoridades, en […]

El inicio de la licitación de los estudios del túnel Las Leñas aparece como uno de los avances más concretos en la materia de los últimos años.

Este corredor bioceánico que en la década de los 90 no era más que un anhelo y parte de los discursos de buena voluntad de la autoridades, en este último tiempo ha tomado mayor protagonismo dando a entender que se pueden conseguir avances importantes.

En este sentido, en 2019 se iniciarán los estudios de factibilidad del túnel, cuyos resultados se espera conocer en 2020.

Ahora, con estos resultados en mano, será el turno del gobierno argentino de dar señales concretas de que también se quiere avanzar del otro lado de la Cordillera.

Para concretar este corredor bioceánico es clave el compromiso de ambas naciones, por lo tanto, las señales que emanen desde Chile y Argentina deben ser los suficientemente fuertes como para seguir asignado recursos públicos en pos de este proyecto.

El túnel Las Leñas tiene ventajas comparativas. Por ejemplo, en relación a su operatividad, ya que al ser de baja altura estará abierto todos los días del año y permitirá el fluido tránsito de mercancías y productos desde Brasil, Uruguay y Argentina, hasta el puerto de San Antonio.

Y en esto, es clave el rol que jugará la Carretera de la Fruta, cuyo proyecto de mejoramiento una vez más ha debido postergarse en su licitación, y que en el último tiempo ha sido fuertemente cuestionado por el cambio de trazado: El hecho de que ahora vaya por la orilla del río, entre el puente Peumo y Las Cabras, podría afectar los predios de ese sector.

De ahí, que es clave que se despejen las dudas y se aclaren las críticas que amenazan con paralizar este necesario proyecto, especialmente teniendo en cuenta que esta ruta será clave para la operatividad de Las Leñas.

Dos importantes iniciativa que deben ir generando avances para su concreción ya que apuntan a potenciar varios sectores productivos -como la agroindustria, la fruticultura, el comercio y el turismo- y cuyo impacto debería generar mayor desarrollo para esta zona del país.

Noticias Relacionadas

Columnas 15 enero, 2019

El injusto camino de Aula Justa