Fedefruta calcula pérdidas por granizadas en US$ 200 millones y exige al gobierno ayudar al “productor mediano”

Publicado el 13 diciembre, 2018 Por Patricio Hernández

El presidente del gremio expuso ante la comisión de Agricultura del Senado.

Para precisar las cifras de daños de los fruticultores afectados por la granizada de noviembre, y poner énfasis en asistir financiera y técnicamente a los productores medianos que “son los que más desprotegidos quedan frente a estos problemas”, Fedefruta acudió a la comisión de Agricultura del Senado con el fin de poner el foco de las acciones que permitan ayudar a los productores con sus huertos dañados y recuperar las hectáreas cuyas cosechas futuras están comprometidas.

“Estimamos que hay alrededor de 200 millones de dólares en pérdidas y nuestra base de cálculo es muy sencilla”, dijo el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela, quien agregó que “la cosecha actual se perdió en un 100% en algunas localidades como Codegua y Graneros, pero lo que más nos preocupa es que también se hipotecó la cosecha futura”.

El timonel del gremio precisó que, a nivel global, el efecto en cuanto volumen de fruta quizás no sea significativo, a causa de otras zonas cereceras no afectadas que empezarán a entrar en producción esta temporada. Pese a ello, recalcó que “nos preocupa el impacto particular de los productores afectados, con varios que perdieron el 100% de sus hectáreas, y ese es el foco al que debe apuntar realmente la discusión”.

Por ese motivo desde Fedefruta aseguraron que las autoridades deben enfocarse en el “productor mediano”, ya que “un fruticultor que tiene entre 20, 30, 50, 60 hectáreas, que queda tremendamente desprotegido frente a este problema, él es el que está con créditos del banco, el que tendrá que salir a hablar con la banca, explicar, pedir y negociar. Ahí es cuando el productor se empieza a complicar”.

“Quiero que la mesa sepa que el productor mediano es el que hace la fuerza exportadora del país, no los grandes. Los medianos son la infantería en la producción frutícola de Chile, y frente a estos desastres ellos son los que terminan más desamparados, se deben entender con la banca y negociar cada uno por su parte para tratar de salir adelante”, añadió el presidente del gremio.

En esa línea, aseguró que desde la entidad tomarán medidas para intentar paliar el problema. “Tenemos una reunión con la Asociación de Bancos (ABIF) para explicarles la situación. Aquí nadie está pidiendo un favor, si es un negocio al final. Nosotros vamos a pagar nuestras deudas y los créditos”, sentenció Valenzuela.

 

 

Noticias Relacionadas