Editorial: Ya se juega la elección del gobernador regional

Publicado el 13 diciembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Desde La Moneda ya comenzaron a monitorear el panorama político en cada región. Con la mente puesta en la elección de gobernadores regionales de 2020, el Ejecutivo ya delinea lo que será el próximo año. Y para ello necesita saber si sus actuales intendentes están dispuestos a ir en la papeleta en lo que será […]

Desde La Moneda ya comenzaron a monitorear el panorama político en cada región. Con la mente puesta en la elección de gobernadores regionales de 2020, el Ejecutivo ya delinea lo que será el próximo año. Y para ello necesita saber si sus actuales intendentes están dispuestos a ir en la papeleta en lo que será la primera elección popular de este cargo.

Y la región de O’Higgins no es la excepción. Juan Manuel Masferrer debe definir en los próximos días, cuál será su futuro político. Si decide ser candidato, continuará en la Intendencia de O’Higgins. De lo contrario, debe dar un paso al costado, para potenciar otro nombre en el oficialismo.

Una jugada política lógica desde La Moneda. Los intendentes en ejercicio son las autoridades con mayor visibilidad mediática y pública dentro de una región, por lo tanto, su nombre debiese ser el primero en estar en la papeleta de los candidatos a gobernador regional.

Y aunque el gobierno no quiere dar la imagen de que sus intendentes están en campaña, lo cierto es que circularán dudas y cuestionamientos lógicos a su labor en un clima que –conforme se acerque la elección- se volverá aún más sensible. ¿Cómo esta soterrada campaña no influirá en el desarrollo de las políticas públicas? o ¿se verán beneficiadas ciertas comunas o sectores afines a algún candidato?, son algunas preguntas que surgen.

Pero ¿qué es lo que se juega en las elecciones de 2020? En materia política, el intendente ya no dependerá de nivel central, por lo tanto, tendrá mayor autonomía en la toma de decisiones y en la disposición de recursos, cuando comience a operar en régimen la nueva legislación respecto a las atribuciones de esta autoridad.

Además, las elecciones de gobernadores regionales, que en esta ocasión coincidirán con las municipales, se transformarán en una medición respecto a lo que podría ocurrir en 2021, cuando se deba elegir al próximo presidente de la república. De ahí que estos comicios cobren relevancia no solo en el oficialismo sino que también en la oposición.

Cuando aún quedan cerca de dos años para estos comicios, el mundo político ya comienza  a mover sus piezas para enfrentar una elección que puede predecir lo que será el resultado de la próxima carrera presidencial.

Noticias Relacionadas

Opinión 22 marzo, 2019

[opinión] Se apaga Venezuela

Editorial 22 marzo, 2019

Editorial: De Unasur a Prosur