Editorial: Las noticias falsas

Publicado el 28 diciembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

El martes 25 de diciembre, el empresario y conductor radial, Gonzalo de la Carrera Correa, difundió a través de Twitter una noticia falsa que afectaba a la diputada Camila Vallejo. El empresario –que trabaja en radio Agricultura- replicó en la red social una nota del sitio “La Tribuna de España”, que señalaba que la parlamentaria […]

El martes 25 de diciembre, el empresario y conductor radial, Gonzalo de la Carrera Correa, difundió a través de Twitter una noticia falsa que afectaba a la diputada Camila Vallejo.

El empresario –que trabaja en radio Agricultura- replicó en la red social una nota del sitio “La Tribuna de España”, que señalaba que la parlamentaria del PC defendía el derecho a la pedofilia.

De esta forma, De la Carrera le daba veracidad a una información que resultó ser falsa. A pesar de que en sus comentarios en Twitter le hacía un llamado a la diputada a “aclarar” este hecho, las críticas no se hicieron esperar por difundir lo que hoy se conoce como una fake news. Las disculpas posteriores y ofrecer derecho a réplica tampoco valieron de mucho.

¿Qué reflexiones nos deja este desafortunado hecho?

Primero, el compromiso que deben tener quienes están frente a un micrófono, una cámara o la dirección de un medio, ya que deben asumir con criterio, seriedad y responsabilidad el rol social de opinar o informar a la ciudadanía.

Una responsabilidad que pasa por generar un filtro de lo que se reproduce en redes sociales o Internet, dándole veracidad a los temas que tengan un respaldo periodístico o de investigación, y no a cualquier información que surja de sitios desconocidos o de personajes que se esconden detrás del anonimato.

En medio de esta vorágine de la información, los medios tradicionales tienen una responsabilidad mayor en un mundo virtual donde las fake news están a la orden del día; las que se viralizan rápidamente, lo que implica una labor titánica para revertirlas.

Y esa es la labor de los medios: la seriedad, profesionalismo y credibilidad radican en poder cotejar, investigar, documentarse e ir a la fuente, antes de publicar o reproducir cualquier información que circule en Internet.

Las fake news son hoy una verdadera amenaza dentro del mundo de la información, y para ello, son los medios y sus profesionales los llamados a actuar con responsabilidad, no solo evitando su difusión, sino que también  combatiéndolas con un periodismo de calidad.

Noticias Relacionadas

Editorial 21 diciembre, 2018

Editorial: La mayor crisis de Carabineros

Editorial 20 diciembre, 2018

Editorial: Ya se juegan las elecciones