Paro Gendarmería: Funcionarios radicalizan movimiento y Tribunal tuvo que suspender audiencias

Publicado el 7 noviembre, 2018 Por Carla Dinamarca Miranda

Desde este miércoles los trabajadores prohíben el ingreso de personas ajenas a la institución a los recintos penales.

Este jueves se cumplen cuatro días del paro indefinido de funcionarios de Gendarmería, agrupados en el Frente de Trabajadores Penitenciarios, luego que la semana pasada se quebrara la mesa de trabajo que tenían con el gobierno.  Ante esta situación, los gendarmes anunciaron que tomarán nuevas medidas en respuesta a la “indolencia del Gobierno”.

Mediante un escrito, enviado a las directivas regionales y provinciales, informaron que prohibirán el ingreso de personas ajenas a la institución a los recintos penales, exceptuando las visitas, encomiendas a la población y comisiones de rebaja de condena.

En la región de O’Higgins, durante la jornada de este miércoles, los funcionarios impidieron el ingreso de personal de Siges, no dejando que los internos recibieran a profesores, asistentes sociales, psicólogos, entre otras prestaciones que se le otorga en el penal.

“Hay otras medidas que se van a radicalizar, por ejemplo, en el penal de Peumo se estaban trasladando internos (a los centros de justicia) por lo que se llevaron dirigentes para cerrar la cárcel, para no recibir ningún tipo de interno. Era la única que quedaba con ingreso de reos”, indicó el presidente de uno de los sindicatos agrupados en el Frente de Trabajadores Penitenciarios, Marcelo Vergara.

En esta línea, ante la nula respuesta del Ejecutivo a su petitorio, el dirigente manifestó que “me parece pésimo, el gobierno ha sido cerrado con las cosas que nos han ofrecido a nosotros, son la nada misma, nos dice que volvamos a leer lo que nos ofrecen; lo que no es nada. Simplemente como se ha escuchado, hasta que estemos movilizados ellos no van a negociar y nosotros no estamos dispuestos”.

El bloqueo que han realizado los funcionarios en los centros penitenciarios ha provocado que ningún interno pueda ingresar o salir del penal, lo que ha generado consecuencias, en especial en juicios programados y diferentes tribunales.

En O’Higgins fueron suspendidos dos juicios, uno en el Tribunal de Juicio Oral de Rancagua y otro en Santa Cruz, este último debido a  que no se pudo materializar el traslado de un interno desde la Región Metropolitana, luego que los funcionarios anunciaran que no permitirán el ingreso ni salida de internos, excepto aquellos casos especiales y de urgencia.

Noticias Relacionadas