Objetos originarios mapuches y precolombinos únicos fueron incautados desde residencia de Raúl Schüler

Publicado el 30 noviembre, 2018 Por Carla Dinamarca Miranda

Dentro de todos los objetos recuperados hay una estatua de valor incalculable, cuyo origen es la fundición Val d’Osne de Francia.

Un nuevo decomiso de piezas patrimoniales robadas se realizó este miércoles en la propiedad del empresario Raúl Schüler, ubicado en el fundo La Punta, en San Francisco de Mostazal. La Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural (Bridema) de la PDI, encontró más piezas sustraídas y esculturas que eran buscadas desde hace años desde el Cementerio General.

“Este procedimiento obedece a diligencias producto de lo ya conocido por todos los medios. Se realizó una nueva entrada y registro a este domicilio, dado el análisis que hizo esta Bidema a través de su oficina especializada pudimos detectar más especies robadas que permanecían acá”, indicó el subjefe de la unidad de Santiago, comisario Luis Mardones.

Esta diligencia se llevó a cabo luego que en el procedimiento anterior se realizara un inventario de muchas especies, entre estatuas y esculturas que había al interior del fundo. Producto de toda esa información se pudo detectar nuevos afectados.

A lo anterior, se sumaron encargos previos. “Producto de la diligencia del día sábado, mucha gente se acercó  y se comunicó con nosotros para entregar nuevos antecedentes”, indicó el comisario.

En concreto, personal de la Bidema, junto a la unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía de O’Higgins, incautó dos palines y un tótem mapuche, nueve tejidos precolombinos, 18 piezas arqueológicas y 10 estatuas, de las cuales ocho son del Cementerio General, otra de Quillota y una del Cementerio Católico.

Entre las especies únicas destacan 9 textiles, 18 cerámicas precolombinas y 2 textiles con plumas de colores. También se encontraron objetos prehispánicos de la zona centro y sur de Chile, como 3 morteros y 3 piedras de moler.

Según informó el comisario, estas nuevas esculturas incautadas “fueron robadas desde el Cementerio General. Vino personal experto, tanto del recinto como de la Iglesia de San Francisco y del cerro Santa Lucia, los cuales nos ayudaron a reconocer este tipo de especies que todavía estaban acá y que eran producto de ilícitos”.

Dentro de todos los objetos recuperados del fundo de Schüler, hay una estatua de valor incalculable, entre las incautadas el sábado pasado, cuyo origen es la fundición Val d’Osne de Francia. Esta sería única en el mundo, ya que el molde con que se hizo se rompió, al igual que los otros 2 ejemplares que se fabricaron con el mismo.

“Aquí ya estamos hablando de un delito cometido en contexto de una organización que, al menos en lo mismo, significa alguien que encarga, que roba y que lleva y transporta. Y la verdad que no es solo una persona. Por el solo peso ya necesariamente el ilícito debe ser cometido por lo menos por tres o más”, indicó el fiscal regional, Emiliano Arias.

Noticias Relacionadas