Granizos dejan campos con pérdida total y califican como “grave” el escenario para agricultores de O’Higgins

Publicado el 14 noviembre, 2018 Por Carla Dinamarca Miranda

La situación habría afectado desde Mostazal hasta Rengo, en especial desde la Ruta 5 hasta el oriente.

Una fuerte tormenta eléctrica afectó a las zonas precordilleranas y cordilleranas de la zona central del país, la que fue acompañada de una lluvia de granizos concentrada principalmente en las regiones del Maule y O’Higgins. Producto de esto fueron afectados los campos de la zona con pérdidas totales, desde Mostazal hasta Rengo, en especial desde la Ruta 5 hasta el oriente.

Así lo dio a conocer el presidente de la Asociación de Productores de Frutas de O’Higgins (Frusexta), Felipe García-Huidobro, quien calificó como “grave” el escenario agrícola tras las intensas lluvias en la región.

“Hay campos definitivamente dañados, se han debido cerrar sus puertas con pérdidas totales y eso depende mucho de la movilidad que se produce, son como las ondas de heladas que de repente tocan una parte y al lado no pasa nada. Con los granizos pasa algo parecido, pero los mayores daños se están reportando desde la Ruta 5 hacia el oriente”, indicó García-Huidobro.

Las comunas afectadas producto de los granizos son, según informó el presidente de Frusexta, particularmente Mostazal, Codegua, Graneros, Machalí, Rancagua, las partes altas en Requinoa y Rengo. En San Fernando, salvo en Puente Negro, “aparentemente se tamizó sin mayores consecuencias, y más al sur entiendo que no hay daños”, indicó.

Respecto a las producciones afectadas García-Huidobro manifestó que no hay distinción, ya que “las piedras no distinguen lo que afectan, cuando cae este granizo en forma de piedra no discrimina, entonces daña todo lo que está expuesto”.

“Como los agricultores en general son una industria sin techo, aquí se ha dañado la manzana, los nectarines, cerezos, parronales de uva de mesas, las viñas, en general todo lo que quedó expuesto en esta granizada”, sostuvo.

Agregó que “uno nunca se espera estas cosas, yo personalmente tuve una muy mala experiencia hace 15 años en Machalí, donde cayeron verdaderas pelotas de ping pong y se destruyó todo lo que había de manzanas (…) se produjo la defoliación de los árboles, los parrones se rompieron, se quebraron muchos brotes, racimos mutilados. Eso mismo tiene que haber ocurrido acá”.

El presidente calificó este escenario como “muy grave”, ya que hay daño extendido desde Mostazal hasta la zona de Rengo, en especial desde la Ruta 5 hasta el oriente.

“Es muy grave porque además, en el caso de la cereza, la cosecha estaba muy incipientemente avanzada”, puntualizó.

Noticias Relacionadas