Ganadores del Oscar por “Historia de un oso” cuentan detalles de la noche de premiación

Publicado el 21 noviembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Patricio Escala y Gabriel Osorio dieron una inspiradora charla dirigida a los emprendedores en el evento "De Chile para el mundo".

La noche del domingo 28 de febrero del 2016 marcó un hito en la historia del cine chileno y también en las vidas de Gabriel Osorio y Patricio Escala, creadores de “Historia de un Oso”, producción que se alzó como ganadora al Oscar por “Mejor Cortometraje Animado”.

Era primera vez que una producción chilena lograba obtener la estatuilla dorada más cotizada del cine y detrás de este importante logro había más de cuatro años de trabajo. Del proceso de creación y las anécdotas de la inolvidable noche en la que se alzaron con el Oscar, conversaron Gabriel y Patricio durante este miércoles en el evento “De Chile para el Mundo”, organizado por la Universidad de O’Higgins en conjunto Corporación Pro O’Higgins, Corfo, Fundación Errázuriz y OHCowork.

“La perseverancia es una de las claves para el éxito. Nunca se rindan en sus metas”, fue una de las frases que lanzó Gabriel en la charla junto a Patricio, en la que buscaban inspirar a los emprendedores a seguir su pasión.

Los momentos con mayor conexión con el público vinieron de la mano de la serie de anécdotas que vivieron tanto en la previa como el post a la ceremonia de los Oscar, donde recordaron que cuando notaron que habían sido asignados casi en la última fila del Dolby Theatre, sus esperanzas de ganar se esfumaron. Patricio contó que en ese instante le vino una ola de pesimismo, por lo que salieron del teatro rumbo al bar por algunos minutos, momentos en que Gabriel le levantó el ánimo. Al ingresar nuevamente al lugar de la ceremonia se encontraron con que dos extraños estaban ocupando sus asientos. Como los “gringos piensan en todo”, se trataba de “extras” contratados para que cuando algún invitado saliera del teatro ningún asiento se viera vacío.

Sobre el momento exacto cuando nombran a “Bear Story” como ganadora, Escala recuerda que había visto por televisión que los triunfadores “saludaban a alguien”, por lo que repitió la acción, aunque se trataba de una persona que no conocía. Los ensayos mentales de cómo subir y qué decir se transformaron en agradecimientos y destacar que el corto era la primera producción hecha en Chile que se alzaba con la estatuilla: “Gracias a todos. ¡Viva Chile!”, finalizó esa inolvidable noche.

Noticias Relacionadas