Autoridad implementa medidas para disminuir el ciberacoso escolar en la región de O´Higgins

Publicado el 7 noviembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Las denuncias aumentaron en un 63% el último año según el seremi de Educación de O'Higgins.

En la era digital, el ciberacoso escolar se ha transformado en una conducta recurrente en redes sociales, causando daño psicológico en jóvenes que en casos extremos han decidido terminar con su vida. Conscientes de esta problemática, el Ministerio de Educación lanzó una campaña para concientizar a los jóvenes y hacerles ver que a veces, tal como se titula la iniciativa: “Hay palabras que matan”.

A través de un programa de monitoreo o “BOT”, se emite una alerta cuando se detecta la emisión de insultos, acoso y amenazas en plataformas como Twitter, Facebook e Instagram, y se envía al instante un mensaje al muro de quienes insultan con testimonios reales de víctimas de ciberacoso.

Al respecto, el seremi de Educación, Leonardo Fuentes, explicó que es vital “generar las condiciones en los establecimientos educacionales para que el proceso de aprendizaje se dé de una manera fluida”.

Fuentes explica que esta campaña ha tenido muy buenos resultados en otros países, motivo por el cual se decidió aplicar en Chile “para poder ayudar que la convivencia escolar se dé en muy buenos términos”.

El seremi explica que a nivel nacional las denuncias por ciberacoso han aumentado en un 63% en el último año, por lo cual “estamos abocados a reducir esa actitud y mejorar las condiciones en los establecimientos educacionales”, enfatiza el representante de la cartera de Educación.

El seremi sostiene que otra de las líneas de acción que insta a tener a raya los niveles de violencia es los colegios es el proyecto Aula Segura, ya que “le entrega atribuciones a los directores para que en el caso de violencia extrema puedan operar”.

No obstante, recalca que toda la comunidad escolar debe involucrarse en este objetivo, por lo cual la seremía de Educación tiene contemplada la realización de encuentros en que participarán alumnos, apoderados, Colegio de Profesores, para “entregarles estas herramientas, a objeto de que los climas escolares mejoren”.

El lanzamiento de la campaña se realizó en el Colegio Pablo Garrido de Rancagua, el cual cuenta con altos niveles de convivencia escolar. Su directora, Erika Kittsteiner, explica que este resultado se obtiene con un constante trabajo con sus alumnos, recalcando el buen trato con compañeros y docentes, además de constantes campañas para reforzar la buena convivencia en el interior del establecimiento.

“Hay que mirar a los niños como niños, educarlos para que no vayan cometiendo acciones que dañen al otro”. En ese sentido tienen una campaña para disminuir los índices de violencia en el colegio.

“Hemos educado mucho con talleres a nuestros alumnos, a los apoderados. Nuestros profesores han asistido a talleres de convivencia escolar y eso se ha replicado en las salas de clases”, explica la directora del Colegio Pablo Garrido.

Noticias Relacionadas