Experta pone plazos para llegar a Marte: En 2030 misión espacial arribaría al planeta rojo

Publicado el 17 noviembre, 2018 Por Patricio Hernández

“Primero tenemos que llegar a la luna”, advirtió la especialista.

“Antes de llegar a Marte debemos hacer otros lanzamientos. Primero, de nuestro nuevo vehículo espacial, que es el Starliner, planeando para 2019. El siguiente paso es lanzar el SLS (Space Launch System), programado para 2020. No será hasta 2030 cuando enviemos la misión a Marte, pero primero tenemos que llegar a la luna”. Así la ingeniera colombiana de Boeing Global Services -empresa que trabaja de la mano de la NASA-, Adriana S. Ocampo, definió los plazos que existen para poder realizar una misión hasta el planeta rojo.

Todo esto se dio a conocer en el marco de la primera exposición del 9° Congreso Mundial de Juventudes Científicas, organizado por la Universidad de Santiago de Chile (Usach) en conjunto con la Federación Internacional de Sociedades Científicas (FISS), que dio a conocer los principales desafíos que implica el proyecto.

En esa línea, la ingeniera industrial de la Universidad de Missouri (Estados Unidos), reveló que el principal problema a resolver de la iniciativa es el material con que deben confeccionar tanto la nave como los uniformes de los astronautas que viajarán al espacio. Esto, debido a la radiación solar.

Aunque la especialista reconoció que el plomo podría brindar una protección óptima, señaló que no es lo suficientemente liviano como para alcanzar la propulsión necesaria que requiere la nave para llegar al planeta. Por ello afirmó que se encuentran realizando alrededor de 200 experimentos mensuales para sortear este obstáculo. En ese sentido, no descartó la posibilidad de usar litio.

Otro de los problemas que enfrentará la misión será que se requiere contar con dos litros de agua diarios para la sobrevivencia de cada una de las personas que integrará la misión, lo que podría significar un peso demasiado grande para la nave, considerando que el viaje implicaría al menos un año entre la ida y el retorno.

Asimismo, indicó que deben resolver inconvenientes para acortar los desfases en las comunicaciones con naves espaciales, que pueden ir desde los 45 minutos hasta las dos semanas, y un plan para amortizar el 1% de pérdida mensual de masa ósea que produce en los astronautas la estadía en el espacio.

Noticias Relacionadas