El temido 30 de noviembre: La fecha en que los gremios creen que caerá la guillotina sobre empleados a contrata

Publicado el 27 noviembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

“El 80% de los funcionarios de la administración pública son de contrata, por lo tanto están sujetos a ser despedidos", aseguran en la Anef.

Las negociaciones entre el gobierno y la mesa del sector público viven su momento más álgido, luego de que este lunes se hiciera efectivo el paro nacional anunciado por los empleados fiscales en respuesta al 3,1% de reajuste salarial propuesto por el gobierno, cifra lejana al 7% que esperan conseguir los trabajadores del Estado.

Uno de los puntos claves en la negociación es el reajuste salarial, asunto que ha dilatado la resolución del conflicto por no haber acuerdo entre ambas partes.

“Se nos ofreció un 2,9% y posteriormente un 3,1%, cifras que son bajas”, sostiene el presidente regional de la Anef, Jorge Pedreros, aún más considerando que la mesa del sector público ya había rebajado un punto la cifra de reajuste, de un 8% a un 7%.

En ese sentido, Pedreros sostiene que el gobierno en las cinco reuniones que se han sostenido “no ha logrado llegar a un acuerdo satisfactorio”.

Otro punto a discutir por al Anef es la “renovación de las contratas”, ya que explica que a nivel nacional “este gobierno ya ha echado a 2800 personas a la calle”, situación que califica como “preocupante” considerando que “este 30 de noviembre se tiene que producir la renovación de las contratas”.

Pedreros agrega que “el 80% de los funcionarios de la administración pública son de contrata, por lo tanto están sujetos a ser despedidos el 30 de noviembre”, por lo cual la dirigencia de la Anef espera tratar en la mesa de negociación temas como “la dignidad y la protección del trabajo”.

Por su parte, los gremios de la salud pública regionales también adhirieron al paro, no obstante, mantuvieron turnos éticos. Al respecto, el presidente regional Fenats base del Hospital Regional de Rancagua, Roberto Vasconcellos, sostuvo que la cifra de reajuste propuesta por el gobierno era insuficiente.

Las demandas de la Fenats del Hospital Regional consisten, tal como lo propuso la mesa del sector público, en un 7% de reajuste salarial, además de demandas internas “que habían quedado pendientes con el gobierno anterior”, explica el dirigente.

En ese sentido, Vasconcellos explica que se debe reforzar “la seguridad del sector del hospital, estamos muy abandonados, además de la conectividad”.

Asimismo, el presidente de Fenats del Hospital Regional agrega que la ubicación del recinto hospitalario afecta tanto a usuarios como a funcionarios, quienes no cuentan con una locomoción óptima al recinto ubicado en Alameda con Salvador Allende, sector poniente de Rancagua.

El presidente regional de la Anef, en tanto, sostuvo que la continuidad de este paro está sujeta exclusivamente de la reunión que al terminar la jornada de ayer lunes sostendría el gobierno con los representantes de los 15 gremios que conforman la mesa del sector público, por lo que hasta el cierre de esta edición la medida se mantenía.

 

 

 

Noticias Relacionadas