Editorial: Los desafíos de la inmigración

Publicado el 29 noviembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Algunos datos claves para entender el fenómeno de la migración. En Chile, según el INE,  existen más de 5 millones 600 mil hogares. De estos, 213.995 tienen en su composición personas nacidas fuera de Chile. Mientras que 161.122 están conformados únicamente por inmigrantes. Los datos revelan una realidad alarmante: El hacinamiento en hogares con extranjeros llega […]

Algunos datos claves para entender el fenómeno de la migración. En Chile, según el INE,  existen más de 5 millones 600 mil hogares. De estos, 213.995 tienen en su composición personas nacidas fuera de Chile. Mientras que 161.122 están conformados únicamente por inmigrantes.

Los datos revelan una realidad alarmante: El hacinamiento en hogares con extranjeros llega al 20%.

Además, el 85,8% de los inmigrantes en Chile, pertenece a la población potencialmente activa, es decir, tiene entre 15 y 64 años.

Otro dato importante: De los extranjeros con 25 años o más, el promedio de escolaridad es más alto que los chilenos: 12,6 años. En Chile, el promedio es de 11 años.

Siguiendo en esta línea, en los últimos cuatro años la cantidad de alumnos extranjeros en la matrícula escolar casi se cuadriplicó: De 30.625 en 2015 a 113.585, este 2018.

Una situación que implica desafíos que el país debe enfrentar, pero también oportunidades para las nuevas generaciones. Y aunque existen casos exitosos de integración, la calve es que no sean esfuerzos individuales sino que más bien se generen políticas públicas adecuadas y unificadas que permitan transitar de la mejor manera por los cambios que ya se están experimentando en este sentido.

Así, es primordial crear comunidades educativas que sean abiertas y tolerantes a la diversidad. En ese sentido, se debe disponer de métodos y herramientas que permitan superar la barrara del idioma, y aplicar políticas que eviten la segregación y discriminación.

En materia curricular, habrá otros desafíos, como adaptar las materias, por ejemplo en historia o en la celebración de tradiciones, efemérides o días de independencia.

Medidas que deben ser replicables en otra áreas de la sociedad, entendiendo la migración como una realidad del Chile del siglo XXI.

Por ello, abrirse a aprender de otros países es clave para adaptar la sociedad chilena de los próximos años. Los desafíos que implica el aumento de la población extranjera, se debe transformar en una fortaleza para incorporar lo mejor de sus culturas a nuestro país.

Noticias Relacionadas

Editorial 28 noviembre, 2018

Editorial: Cambios al sistema electoral

Columnas 27 noviembre, 2018

Protección y Agenda Pro Consumidor

Columnas 23 noviembre, 2018

Digitalicemos a nuestras pymes