[Editorial] Carabineros: La señal que se debe dar

Publicado el 23 noviembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Durante la madrugada del jueves, el Senado aprobó en segundo trámite la Ley de Presupuesto 2019. De esta forma, pasará a la Cámara de Diputados para su tercer trámite constitucional. Durante la sesión, se votó la partida del Ministerio de Interior, en relación a los gastos reservados de Carabineros, aprobando en la Cámara Alta una […]

Durante la madrugada del jueves, el Senado aprobó en segundo trámite la Ley de Presupuesto 2019. De esta forma, pasará a la Cámara de Diputados para su tercer trámite constitucional.

Durante la sesión, se votó la partida del Ministerio de Interior, en relación a los gastos reservados de Carabineros, aprobando en la Cámara Alta una reducción en este ítem. En otras palabras, se dio luz verde a una indicación que reduce de 500 millones de pesos y 90 mil dólares, a 1 peso y a 1 dólar los gastos reservados de la policía uniformada.

La oposición justificó esta medida, explicando que se trató de una señal política, para manifestar la molestia “por lo que ha pasado en los últimos días”, señaló el senador José Miguel Insulza, haciendo alusión a la muerte del comunero mapuche, Camilo Catrillanca,

Mientras que Alfonso de Urresti aseguró que “estamos regulando fondos reservados de los cuales una élite se ha aprovechado” aunque insistió en que “Carabineros requiere cambios profundos”.

Y son estas últimas palabras las que deben hacer eco en el Congreso. Se debe avanzar y profundizar en una reforma efectiva a las policías, ya que los casos Huracán y la investigación que lleva a cabo la justicia por un millonario fraude al fisco, ponen de manifiesto la necesidad de reformas en materia operativa, de gestión y de fiscalización en el uso de recursos públicos, entre otros temas, al interior de la institución.

Más allá de lo efectista que pudo resultar la reducción de los gastos reservados o la señal que se quiso dar en la materia, la complejidad de la situación que enfrenta Carabineros, obliga a manifestar un compromiso de querer avanzar en los cambios que requiere la institución.

El papel que juega Carabineros en esta sociedad se ha visto fuertemente afectando cuando la ciudadanía conoce de este tipo de hechos, que solo merman la confianza de una institución que debería ser uno de los pilares de una sociedad democrática y que respeta el estado de derecho.

Por ello, es clave avanzar en reformas que permitan transparentar y fiscalizar a una institución que hace pocos años gozaba de altos índices de credibilidad ante la cuidadanía y que hoy necesita con urgencia recuperar esa confianza porque su rol es calve en la sociedad chilena.

Noticias Relacionadas

Columnas 23 noviembre, 2018

Digitalicemos a nuestras pymes

Editorial 21 noviembre, 2018

Editorial: El duro momento de Carabineros