Carretera de la Fruta: Ribereños evalúan acción judicial que podría frenar proyecto

Publicado el 13 noviembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

“No vamos a aceptar que nos tiren el río encima”, enfatiza el presidente de la Asociación de Ribereños Río Cachapoal-Pichidegua, Óscar Montedónico.  

Siguen las críticas al nuevo trazado de la Carretera de La Fruta en el tramo puente Peumo y Las Cabras por la orilla del río Cachapoal. Si antes cuestionaran el proyecto el alcalde de Pichidegua, Adolfo Cerón, y el diputado Juan Luis Castro, hoy lo hace la Asociación de Ribereños Río Cachapoal-Pichidegua.

El legislador socialista sostuvo que el nuevo recorrido costaría 150 millones de dólares adicionales y sería “un plato servido para las empresas de áridos”.

Opinión compartida por el presidente de la Asociación de Ribereños Río Cachapoal-Pichidegua, Óscar Montedónico, quien consideró “muy certeras” las opiniones del diputado Castro porque “aquí hay un problema comercial oscuro”.

Según cálculos de la asociación, incluso deberán ser utilizados cerca de 200 millones de dólares “para mover piedras solamente” y señala que debido a esta persistencia de la autoridad de mantener el nuevo trazado “todo el mundo está diciendo aquí que la única manera que entiendan es a gritos y pancartas”.

Montedónico visualiza el camino judicial como la próxima vía para lograr que su planteamiento, de construir la carretera por el trazado original, sea escuchado.

“Estamos juntando recursos para contratar abogados, estamos estudiando toda la cosa medioambiental, creemos que ahí vamos a tener muy nuevos argumentos” para que ya sea Contraloría o Corte Suprema “ponga cordura y ponga transparencia”, recalca el dirigente.

Sin embargo, advierte que el destinatario de esta demanda aún no está definido porque “no hay un enemigo legal”, ya que la licitación aún no está materializada, “entonces no hay contra quién tirar el recurso”, explica Montedónico.

Por lo pronto dice que los abogados están viendo el tema pero “seguramente irá a ser contra el Estado”, precisa Montedónico, quien enfatiza que “no vamos a aceptar que nos tiren el río encima”.

En forma paralela, los ribereños alistan una presentación al Ministerio de Medioambiente para exponer los daños medioambientales que traería consigo realizar una parte del camino por la ribera del río Cachapoal.

En ese sentido, Montedónico sostiene que “creemos que ahí hay muy buenos argumentos para poder impedir que se utilice el cauce del río, prácticamente, para construir carretera”.

El representante de los ribereños espera “que de una vez por todas echen para atrás este proyecto y racionalizamos el tema o si no vamos a ir a las ‘patás’”, porque “Quintero y Puchuncaví no lo van a repetir aquí en Pichidegua, Peumo ni Las Cabras (…) eso lo tenemos muy clarito”, advierte el dirigente.

El tiempo avanza y la licitación para constuir la Carretera de La Fruta sigue su curso sería a fines de diciembre, pero Montedónico se manifiesta “optimista”, ya que “creemos que en algún minuto va a aparecer la cordura”.

Noticias Relacionadas