Conoce la inédita forma de combatir la obesidad escolar en Rengo: Con pulseras biométricas

Publicado el 20 octubre, 2018 Por Alex Savoy

Este piloto consiste en tomar a los estudiantes de las escuelas Carlos Condell, Alemana y Vicente Huidobro junto a sus papás o apoderados para ser evaluados nutricionalmente.

80 alumnos y un apoderado de tres escuelas pertenecientes a la comuna de Rengo son los primeros en el país en participar del trabajo de combatir la obesidad a través de pulseras biométricas, la cual mide cantidad de pasos, latidos por minuto, horas de sueño, el estado de ánimo, la frecuencia cardíaca y la saturación de oxígeno.

Este piloto consiste en tomar a los estudiantes de las escuelas Carlos Condell, Alemana y Vicente Huidobro junto a sus papás o apoderados para ser evaluados nutricionalmente, junto a los factores de riesgo. La actividad es desarrollada desde hace un año el Departamento de Salud Municipal y el Departamento de Educación.

“Como comuna necesitamos saber en qué situación se encuentran nuestros niños. Como política pública, no lo podemos hacer solos, por lo que se unió salud con educación. Esta actividad es totalmente familiar y dentro de tres meses tendremos datos importantes que serán extraídos de las pulseras”, declaró el alcalde de Rengo, Carlos Soto.

“La obesidad en Chile, sobre todo la obesidad infantil, cada vez tiene valores que generan mayores daños a la salud de los niños, esto quiere decir que 1 de 4 niños, uno es obeso mórbido y el resto que queda, dos de ellos ya tienen sobrepeso, es decir que de cada 4 niños, 3 ya tienen obesidad y sobrepeso, el 75% de niños”, explicó Pablo Villanueva, director del departamento de Salud Municipal.

Los niños y apoderados recibieron una banda inteligente, biomagnética, que les medirá seis parámetros que son: cantidad de pasos, latidos por minuto, horas de sueño, el estado de ánimo, la frecuencia cardíaca y la saturación de oxígeno, todos estos parámetros nos permitirán sacar una radiografía de cómo está este grupo objetivo. “Hoy no vamos a saber si eso les va a bajar o no la obesidad, pero sí para combatirlo, por tanto es necesaria una política seria y tenemos que saber realmente cómo están nuestros niños y sus familias”, indicó el edil de Rengo.

Los datos entregados por la pulsera serán recepcionados en cada colegio designado en una tablet instalada, la cual enviará la información a una fuente que cuenta la empresa Datco, encargados de la entrega de las pulseras y recopilación de datos.

Noticias Relacionadas