Editorial: Sala cuna universal

Publicado el 9 agosto, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Este miércoles, el presidente Sebastián Piñera dio a conocer los principales alcances del proyecto de ley de sala cuna universal. Beneficio que corresponde a $245 mil mensuales más costo de matrícula, dinero que podrá ser usado en establecimientos públicos y privados. De esta forma, se busca modificar la actual legislación permitiendo este beneficio a las […]

Este miércoles, el presidente Sebastián Piñera dio a conocer los principales alcances del proyecto de ley de sala cuna universal. Beneficio que corresponde a $245 mil mensuales más costo de matrícula, dinero que podrá ser usado en establecimientos públicos y privados.

De esta forma, se busca modificar la actual legislación permitiendo este beneficio a las mujeres que se encuentren trabajando independiente del tamaño de la empresa a la cual presta servicio.

La reforma integra a empleadas domésticas, e incluso busca extender el derecho a sala cuna a todos aquellos padres que tengan el cuidado personal de sus hijos.

Se espera que de esta forma sean beneficiadas cerca de 250 mil mujeres en el país. 9 mil de serían de la región de O’Higgins.

Actualmente, el artículo 203 del Código del Trabajo establece que el beneficio de sala cuna rige solo para empresas que tengan trabajando a más de 20 mujeres en sus instalaciones.

Por ello, este es un proyecto que va en la dirección correcta especialmente si apunta a potenciar que las mujeres generen un ingreso propio para el núcleo familiar, disminuyendo los niveles de desempleo y dando mayores facilidades para su desarrollo en el mercado laboral, permitiendo así el justo equilibrio entre trabajo y familia.

Eso sí, lo positivo de esta iniciativa obliga también a revisar las implicancias que podría tener para las pequeñas y medianas empresas, especialmente relacionadas con las cargas adicionales que se les podrían generar en cuanto a costos; y por el contrario a su naturaleza, la ley termine por ser una traba para el ingreso de las mujeres al trabajo.

Un proyecto que al transformarse en ley debe representar un avance sustancial en la materia, que permita a las mujeres crecer y desarrollarse profesionalmente, y así alcanzar los estándares de participación femenina que muestra la OCDE.

Noticias Relacionadas

Editorial 11 diciembre, 2018

Editorial: Las prioridades de la gente

Columnas 11 diciembre, 2018

La rebelión de las hojas muertas