Cambio de mando: Las demandas heredadas

Publicado el 9 marzo, 2018 Por Equipo de Corresponsales

El próximo domingo, Sebastián Piñera se colocará por segunda vez la banda presidencial. Nuevamente se la entregará Michelle Bachelet, en una escena que repite a los mismos actores y que se dio por primera vez en 2010. Piñera llega a La Moneda enarbolando un discurso de unidad, con guiños a una parte de la DC, […]

El próximo domingo, Sebastián Piñera se colocará por segunda vez la banda presidencial. Nuevamente se la entregará Michelle Bachelet, en una escena que repite a los mismos actores y que se dio por primera vez en 2010.

Piñera llega a La Moneda enarbolando un discurso de unidad, con guiños a una parte de la DC, y tratando de minimizar al máximo los conflictos al interior de Chile Vamos.

Es que el mandatario necesita, primero, de la unidad del conglomerado de derecha y del apoyo del centro político para que vean la luz sus principales proyectos. En un Congreso que por primera vez desde la vuelta de la democracia tendrá tres fuerzas políticas claramente definidas, y que mantiene incertidumbre respecto a cómo se moverán en la discusión parlamentaria.

Es que las expectativas que se ha generado la ciudadanía en relación a este segundo mandato de Sebastián Piñera no son menores. Lo anterior radica  en la promesa del presidente electo de entregar mayor bienestar a los chilenos, fundado en inversión, empleo y remuneraciones. El pilar de su campaña.

Ahora, eso sí, cuando asuma su segundo mandato, heredará una serie de temáticas de la administración anterior: Salud de calidad, seguridad, mejores pensiones, políticas a favor de la niñez, son algunos de los temas que quedaron inconclusos en el gobierno de Michelle Bachelet y que la ciudadanía espera respuestas concretas en un plazo razonable. Porque además, no se puede seguir extendiendo el debate de temas que necesitan avances con mayor celeridad.

Y lo anterior dependerá de cuáles serán las prioridades del gobierno; y cuánto demorará el proceso de instalación de las nuevas autoridades.

Demandas de arrastre que la ciudadanía espera ver avances concretos con este nuevo gobierno, que está ad portas de asumir y en el cual se han depositado altas expectativas respecto a la implementación de políticas públicas  que apunten a dar un mayor bienestar a los chilenos.

Noticias Relacionadas

Editorial 11 diciembre, 2018

Editorial: Las prioridades de la gente

Columnas 11 diciembre, 2018

La rebelión de las hojas muertas