El Teniente: Nueva estrategia de desarrollo del proyecto Nuevo Nivel Mina obtiene aprobación ambiental

Publicado el 26 enero, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Esto permitirá la explotación en forma escalonada de las reservas de División El Teniente. La puesta en marcha del proyecto está prevista para el año 2023.

Este jueves Codelco División El Teniente obtuvo los permisos ambientales que modifican la estrategia original de consumo de reservas de mineral del Proyecto Nuevo Nivel Mina (PNNM) de parte de la Comisión de Evaluación Ambiental de la región de O’Higgins.

Con ello, la minera estatal logró un paso más en la materialización de dicho proyecto estructural, que actualmente se encuentra en plena ejecución, presentando a la fecha 44% de avance.

Es así como la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), denominada “Adecuaciones a la ejecución del proyecto Nuevo Nivel Mina”, ingresada a trámite el 17 de julio del año pasado, autoriza la explotación de reservas de manera escalonada, profundizando gradualmente en el yacimiento.

Respecto de este hecho, el gerente general de Codelco División El Teniente, André Sougarret, sostuvo que “lo que estamos haciendo es incrementar las condiciones de seguridad de las personas, resguardar adecuadamente la rentabilidad del negocio y dar el tiempo necesario para avanzar en la explotación de los niveles más profundos de El Teniente, que son de mayor complejidad técnica”,

En ese sentido, recalcó que  “nuestro objetivo es extender la vida productiva de este yacimiento por 50 años más y asegurar la generación de excedentes para el Estado, los que en el caso de El Teniente, suman US$ 15 mil millones en los últimos 10 años”.

El primer escalón de explotación se ubicará 180 metros bajo los actuales niveles de producción, en los sectores denominados Diamante y Andesita, los que operarán en un ambiente geotécnico de riesgos similares a los actuales, utilizando accesos, logística, servicios e infraestructura de transporte existente.

El segundo escalón en tanto, será el NNM, ubicado a 300 metros bajo el actual nivel productivo, en el sector Andes Norte.

Sougarret agregó que las modificaciones al plan de consumo minero no generan impactos ambientales y comunitarios distintos a los ya evaluados en su momento por la autoridad ambiental, en aspectos como calidad del aire, residuos, recursos naturales renovables, reasentamiento de comunidades, alteración del patrimonio cultural, entre otros.

En concreto, se consumirán las mismas reservas del proyecto original, aproximadamente 2 mil millones de toneladas de mineral, manteniendo la tasa de extracción autorizada, de 131.000 toneladas de material por día, lo que permite sostener la producción del yacimiento de la región de O’Higgins en rangos similares a los actuales, en torno a las 450 mil toneladas de cobre fino al año.

Noticias Relacionadas

Economía 14 noviembre, 2018

WeDo Cowork: “SERVICIO / PRODUCTO”