Sector público disminuye pretensión de reajuste a 4,5% y advierte que “no se puede bajar más”

Publicado el 16 noviembre, 2017 Por Patricio Hernández

El presidente regional de Anef advirtió además que, de no haber acuerdo, se ocuparían las movilizaciones como medida de presión al gobierno.

Aún no hay acuerdo entre el gobierno y los integrantes de la Mesa del Sector Público (MSP) por el reajuste salarial para el año 2018. Esto luego que el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, junto su par de Trabajo, Alejandra Krauss, ofrecieran un aumento salarial del orden del 2%, muy por debajo del 6% exigido inicialmente por los trabajadores.

Sin embargo, durante la negociación los funcionarios también bajaron su pretensión de reajuste, llegando a un 4,5%. En ese sentido, el presidente regional de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef), Juan Rozas, explicó que “se pidió un replanteamiento y nosotros accedimos, porque el cálculo del 6% se había hecho sobre la base de un IPC del 3%; hoy sabemos que el IPC no subirá más de un 1,8%, por eso bajamos al 4,5%”.

El dirigente lamentó que, pese al gesto de los trabajadores, “el gobierno esté tan mezquino en cuanto al guarismo que ha instalado”. No obstante, mostró su confianza respecto a que “en las próximas reuniones aumente más esa cifra, porque entendemos que ese 2% para los sueldos más bajos, no significa un gran reajuste”.

Además, el representante regional de Anef advirtió al gobierno que el 4,5% al que accedió rebajar su pretensión la MSP “ya no se puede bajar más”. En ese punto detalló que “tenemos que recuperar la pérdida del poder adquisitivo que se ha tenido durante los últimos años, donde los reajustes no han superado un 0,5% real sobre el IPC”.

Respecto a posibles paralizaciones, desde la Agrupación de Empleados Fiscales de O’Higgins recalcan que “aunque algunas agrupaciones, como la Confusam, hayan llamado a un paro de actividades, nosotros respetamos lo acordado por la mayoría de la Mesa del Sector Público, que aceptó la voluntad del gobierno de continuar las negociaciones”.

En esa línea, asegura que “hemos tomado la negociación con tranquilidad. Nos queda harto tiempo. Sabemos que esto lo podemos extender hasta principios de diciembre, por lo tanto, nos queda un trecho para negociar”.

Asimismo, Juan Rozas advirtió que “no descartamos movilizaciones radicalizadas de no llegar a acuerdo, si los resultados no se condicen”.

En ese eventual escenario, el dirigente aprovechó de “aclarar a la ciudadanía que esta lucha que hacemos nosotros no es solo por nosotros, sino que también afecta a los sectores más vulnerables y establece, además, una plataforma de negociación para el sector privado”.

 

Noticias Relacionadas