La “nube” que nos protege en cualquier momento y lugar

Publicado el 24 octubre, 2017 Por Columna de Opinión

Todos en algún momento hemos perdido información importante porque nuestro computador dejó de funcionar. Horas y horas de trabajo perdido por no haber respaldado la información en otro medio. Hay quienes que, para evitar esto, respaldan en diferentes dispositivos móviles, ya sean memorias USB, SD, micro SD, discos duros externos, etc.   Sin embargo, en […]

Todos en algún momento hemos perdido información importante porque nuestro computador dejó de funcionar. Horas y horas de trabajo perdido por no haber respaldado la información en otro medio. Hay quienes que, para evitar esto, respaldan en diferentes dispositivos móviles, ya sean memorias USB, SD, micro SD, discos duros externos, etc.

 

Sin embargo, en muchas ocasiones, por más medios físicos que hayamos utilizado en el momento que necesitamos ese archivo, justamente en ese instante, no portamos el dispositivo donde guardamos la información. Para dar solución a este gran problema hoy en día existe una nueva tendencia llamada “Cloud Storage”, que en español significa “Almacenamiento en la Nube”

 

El almacenamiento en la nube es un modelo de servicio donde los datos o información se almacenan, respaldan y administran de manera remota en servidores dispuestos para este acto en la nube, y que son administrados por la entidad que provee el servicio. Además, este modelo nos brinda muchas otras funciones que hacen que nuestra vida este más conectada.

 

Para que el usuario pueda acceder a estos, simplemente debe contar con acceso a internet, por lo que desde cualquier computador o dispositivo móvil que esté conectado a internet podremos acceder a nuestra información, no importando el lugar o la hora de donde nos conectemos. Para estos efectos, existen 3 tipos de almacenamiento en la nube:

  1. El almacenamiento público es un servicio que no requiere gran control administrativo, y al cual puede acceder cualquier persona que esté autorizada, que tenga conexión a internet y que posea una cuenta, ya sea gratuita o pagada dentro de este servicio.
  2. El almacenamiento privado es mayoritariamente utilizado por empresas, sin embargo, también puede ser un servicio contratado por una persona natural. Este tipo de almacenamiento se presenta en 2 formatos: “on-premise” (en la misma oficina o casa) y “alojado externamente”.
  3. El almacenamiento híbrido, como su nombre lo indica, ofrece una combinación de almacenamiento en nubes privadas y públicas, por lo que el usuario puede adaptar y personalizar las funciones de su nube en conformidad a sus propias necesidades, además de poder controlar los recursos que se utilizan de ella.

 

Johnny Miranda Toloza

Docente de Ingeniería en Informática, IP-CFT Santo Tomás, Rancagua

 

 

Noticias Relacionadas

Columnas 13 diciembre, 2018

Carta al Director

Columnas 11 diciembre, 2018

La rebelión de las hojas muertas