Experto lapida modelo educativo chileno tras malos resultados de colegios municipales en la PSU

Publicado el 2 enero, 2017 Por Patricio Hernández

El especialista de la Usach acusa además al Estado de “perpetuar la desigualdad” y de “trabajar para las instituciones de educación superior privadas”.

Un 44% de los estudiantes de colegios municipales obtuvo menos de 450 puntos en la Prueba de Selección Universitaria (PSU). Es decir, casi la mitad de los alumnos de establecimientos fiscales ni siquiera alcanza a postular a las universidades adscritas al Sistema Único de Admisión, que establece como mínimo de postulación ese puntaje.

Para el doctor en educación y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Jaime Retamal, esta cifra es “tremendamente preocupante porque demuestra el deterioro en que está la educación pública de nuestro país, provocado por el abandono y desamparo en que el Estado ha dejado la educación pública”.

De acuerdo al especialista, este problema no es solo de 2016, sino que se arrastra desde principios de la década de 1990. “Cuando el Ministerio de Educación recibió los diagnósticos de la Prueba de Aptitud Académica en el año ‘90, esta diferencia entre particulares pagados y públicos ya existía. Ya había un problema de desigualdad en la distribución de los resultados de aprendizaje”, señala.

Para el especialista, este problema no se ha solucionado porque “la reforma educacional que se ha impulsado desde 1990 perpetúa la desigualdad escolar y social de los jóvenes y los estudiantes. Lo que hace es garantizar un nicho para el lucro de la educación”.

Explicó que “se han inyectado recursos y se han hecho reformas curriculares en la formación inicial docente para perfeccionar a los profesores y en todas las dimensiones, ámbitos y con todos los actores. Ese modelo fracasó, porque el paradigma que sostiene esa reforma a la educación es de mercado y cree que a través de la competencia se aumenta la calidad de aprendizaje de los estudiantes”.

Para Retamal las reformas del actual Gobierno no han sido suficientes para remediar este escenario, ya que “una verdadera reforma educacional tendría que terminar con la concepción de mercado en la educación”.

Sin embargo, sostiene que esa tarea no es de los colegios públicos, sino de la institucionalidad misma. “Lo que ha hecho el Estado es perpetuar la desigualdad. Si miramos los datos desde el año ‘90 en adelante, vemos que no ha cumplido con su misión constitucional de garantizar calidad de la educación para todos los niños y jóvenes, en especial para los más vulnerables”, detalló.

El Estado y las instituciones de educación superior privadas

Según Retamal los malos resultados de los estudiantes de colegios municipales provocan una situación compleja. “Los más pobres no pueden entrar a las universidades públicas y se van a instituciones privadas. Entonces, el Estado lo que hace es asegurarles el negocio, lo que es un absurdo y una paradoja”, afirma.

“El Estado perpetúa la desigualdad y lo que hace es trabajar para las instituciones de educación superior privadas”, enfatiza.

Noticias Relacionadas