La incertidumbre que rodea al proyecto Rancagua Express

Publicado el 12 julio, 2016 Por Jaime Castañeda

La Empresa de Ferrocarriles del Estado "redefinirá prioridades" ante la restricción presupuestaria que enfrenta el país.

La renuncia del presidente de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE), Jorge Inostroza, a fines de junio, agregó una cuota mayor de incertidumbre sobre el postergado proyecto Rancagua Express. De acuerdo a las proyecciones iniciales, el servicio debería estar operando hace ya dos años. Pero los aplazamientos y las polémicas han sido la característica de este millonario plan de transportes concebido en el gobierno de Sebastián Piñera. La última fecha emanada desde la empresa para su puesta en marcha es septiembre de este año, pero hay razones para pensar que esta meta no se cumpla.

El nuevo presidente de EFE, Germán Correa, habló en entrevista con diario El Mercurio sobre las prioridades de su gestión. “Tenemos que redefinir prioridades por la restricción presupuestaria que enfrenta el país”, dijo el ex ministro de Transportes en el medio escrito, donde habló de “pausar posiblemente algunos proyectos”.

Ante los requerimientos de diario El Tipógrafo, desde EFE manifestaron que el nuevo presidente del directorio no hará más declaraciones, a la espera de interiorizarse con mayor profundidad de los proyectos que maneja la empresa.

La inquietud está instalada. Da cuenta de esto el presidente de la comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones de la Cámara de Diputados, Felipe Letelier (PPD), quien se comprometió a tratar el tema a la brevedad con el nuevo mandamás de Ferrocarriles. “Vamos a llamar a Germán Correa a la comisión de Transportes para que nos cuente qué proyectos van a cambiar”, dijo Letelier, agregando que “con el nuevo presidente de EFE vamos a tener una conversación previa para que diga cuánto sabe del tema y qué nos va a informar”.

Lo concreto, aclara el diputado por la VI Región, es que no habrá lugar para más dilaciones: “Yo no quiero escuchar que se van a parar estos proyectos porque no hay plata”.

No es un misterio que EFE ha precisado de mayores recursos respecto de la inversión inicial proyectada. “Originalmente Rancagua Express eran US $460 millones en total”, recuerda Letelier. En tanto, el diputado PS Juan Luis Castro, plantea que la salida del presidente anterior de la estatal se debió a “una limitación financiera que nadie sabe por qué se produce, en qué condiciones se produce, pero sí tenemos claro que va a afectar a nuestra zona por la postergación del Rancagua Express con todas las dificultades que ya ha tenido hasta ahora”.

Por su parte, Felipe Letelier expresa que “Rancagua Express es un gran proyecto, pero eso no basta. Aquí lo que se requiere son recursos, apoyo político, apoyo administrativo y hoy día no tenemos nada”.

Noticias Relacionadas