Seis momentos inolvidables en la historia de El Teniente

Publicado el 16 abril, 2014 Por Daniel Gajardo Torres

Alegrías, frustraciones y lágrimas. La casa de O'Higgins ha vivido de todo. En cinco episodios históricos se resumen sus 25 mil 151 días de existencia. Hace una semana, pero de manera temporal, el Capo de Provincia pudo volver a la cancha del mundialista. Por ello, quisimos revivir los momentos más importantes en la existencia del "Templo de las Ilusiones".

 

El Teniente se vistió de fiesta para recibir el Mundial de Fútbol de 1962.

El Teniente se vistió de fiesta para recibir el Mundial de Fútbol de 1962.

El mundial del ’62

El Mundial de Fútbol de 1962 fue uno de los hitos históricos indiscutido para el fútbol chileno. La sola designación del país como sede del certamen significó una victoria, ya que fue un envión anímico para la sociedad chilena que sufría las secuelas del terremoto de 1960.

Las gestiones de los dirigentes nacionales, encabezados por Carlos Dittborn, Ernesto Alvear y Juan Pinto Durán, permitieron que la FIFA optara por Chile, en desmedro del otro candidato, Argentina, por 32 votos a 10.

El Teniente -que se debió remodelar para la ocasión- albergó siete encuentros, incluyendo el enfrentamiento entre Yugoslavia y Alemania Federal por los cuartos de final del certamen.

 

El plantel que defendió la casaquilla celeste en la Copa Libertadores a finales de los '70.

Casa de Copa Libertadores

La primera participación en Copa Libertadores de O’Higgins fue en 1979. El 28 de febrero, El Teniente recibía por primera vez este torneo, cuando los celestes enfrentaron a Palestino por la fase de grupos, que también integraban Deportivo Galicia y Portuguesa de Venezuela.

Volvió al máximo torneo de clubes a nivel continental en 1980, donde tuvo su mejor participación al llegar a la semifinal. Cuatro años más tarde también disputó el certamen, al que regresó este año, donde sólo jugó un encuentro ante Lanús, debido a la remodelación a la que ha sido sometida la infraestructura del recinto de calle Almarza.

 

El incendio afectó toda la parte de prensa del sector Marquesina del recinto.

El incendio afectó toda la parte de prensa del sector Marquesina del recinto.

El incendio

En 1995, la marquesina resultó completamente destruida tras ser afectada por un incendio. Las llamas consumieron todo el sector por lo que se construyó una nueva instalación, más moderna en comparación al resto del coliseo, ya que incluyó techumbre y casetas para los medios de comunicación.

De esta forma, la tribuna oficial y la galería norte quedaron construidas de cemento, mientras que el resto del estadio era de madera.

 

Rubén Selman fue el "verdugo" de O'Higgins para llegar a su primera final.

Rubén Selman fue el “verdugo” de O’Higgins para llegar a su primera final.

La tarde de Selman

En el Torneo de Clausura de 2006, llegaron refuerzos como Daniel González, Nicolás Diez, Cristián Canío, Fernando Meneses y el seleccionado venezolano Giancarlo Maldonado, artífices de una de las mejores campañas en la historia del club. Clasificó a los playoffs en segundo lugar en la tabla de posiciones, eliminando en cuartos de final a Coquimbo Unido.

En semifinales jugó contra Audax Italiano, quedando eliminado con un polémico arbitraje de Rubén Selman, que anuló dos goles a O’Higgins en el partido que se jugó en El Teniente.

“La tarde de los paraguas felices”

O'Higgins venció a la 'U' por 2-1 en una lluviosa tarde de invierno. Fue denominada como la "Tarde de los paraguas felices".

O’Higgins venció a la ‘U’ por 2-1 en una lluviosa tarde de invierno. Fue denominada como la “Tarde de los paraguas felices”.

 

Fue una tarde mágica. O’Higgins llegaba a la primera final en su historia. Una lluviosa tarde de junio del 2012 se dejaba sentir en Rancagua, que no desanimó a la hinchada celeste y más de 12 mil personas presenciaron el 2 a 1 con que los celestes vencían a Universidad de Chile.

Juan Rodrigo Rojas y Alejandro López hicieron vibrar con sus goles a todo Rancagua, tarde que será recordada como una de las más importantes vividas en El Teniente.

 

El Teniente fue el escenario de uno de los días más tristes en la historia de O'Higgins.

El Teniente fue el escenario de uno de los días más tristes en la historia de O’Higgins.

El día más triste

El 11 de febrero de 2013, El Teniente vivió el momento más triste de su existencia: la despedida de los 16 hinchas fallecidos en Tomé. “Fue muy impresionante sentir el cariño y respeto de los presentes. Recuerdo los cánticos de la hinchada alentando a las familias de los fallecidos diciéndoles que nunca estarán solos. No me olvido de la cantidad de gente que fue y lo afectada que estaba”, recordó el ex capitán de O’Higgins, Luis Marín. A la ceremonia asistió todo el plantel celeste y más de 15 mil personas.

Noticias Relacionadas