¿Es la Responsabilidad Social Empresarial puro Marketing?

Publicado el 15 septiembre, 2011 Por Tony Gunckel

En años recientes, estudiosos y gerentes han dedicado gran atención a las implicaciones estratégicas de la RSE y normalmente vemos muchas publicaciones, reportes y actividades relacionadas con esta materia. La RSE podría definirse como situaciones en las cuales la empresa va más allá de la conformidad, comprometiéndose en acciones que superan el bien social, de […]

En años recientes, estudiosos y gerentes han dedicado gran atención a las implicaciones estratégicas de la RSE y normalmente vemos muchas publicaciones, reportes y actividades relacionadas con esta materia.

La RSE podría definirse como situaciones en las cuales la empresa va más allá de la conformidad, comprometiéndose en acciones que superan el bien social, de los intereses propios y las obligaciones legales. Sin embargo, ésta es apenas una interpretación de la RSE, existen numerosas definiciones y a menudo ninguna definición es clara, haciendo difícil su desarrollo teórico y medición, situación que está tratando de cambiar la ISO 26000, que es una guía que establece líneas en esta materia.

En el ambiente global, muchas multinacionales han sido presionadas por la sociedad civil y organizaciones no gubernamentales a ser más responsables en cuanto a las necesidades sociales en países en vías de desarrollo, incluso generando preocupaciones por las condiciones de trabajo en fábricas o centros de servicio y a preocuparse del impacto medioambiental de sus actividades. Las críticas han sido especialmente agudas en lo referente a las actividades de compañías multinacionales cuyas prácticas en países en vías de desarrollo han sido denunciadas por explotar a trabajadores de bajo salario, aprovecharse de bajos estándares medioambientales y del lugar de trabajo, y por otro lado contribuir a la degradación social y económica.

El análisis de la RSE sigue siendo embrionario, y su marco teórico, medición y métodos empíricos, todavía no se han resuelto. Además, este asunto no puede ser analizado a través de una sola perspectiva disciplinaria. Así, aparece la RSE como una tierra fértil para el desarrollo de la teoría y el análisis empírico.

Días atrás conversaba con un profesional, el cual me comentaba que a juicio de varios profesionales, la RSE sería “puro Marketing”; indudablemente traté de explicarle la diferencia entre ambos campos, pero a medida de que conversábamos, me pude percatar de que el error podría venir de una equivocada percepción, de un vacío en la formación profesional o de una falta de actualización en esta materia específica. Pensar que la RSE es sólo Marketing es tan errado como pensar que una gestión centrada en las personas dentro de la empresa también sería “puro Marketing”.

Lamentablemente no en toda la formación de técnicos y profesionales es posible tratar en profundidad tópicos de Responsabilidad Social, cosa que sí se está abordando en la formación de Posgrado del área de Negocios, especialmente en los MBA, donde el conocimiento de este Campo no es solamente un relleno, más bien ha pasado a ser una parte fundamental en formación de los futuros gerentes de empresa.

Finalmente, más que criticar las acciones de RSE de distintas empresas u organizaciones, creo conveniente comenzar a pensar de qué manera mis propias acciones, como persona natural, impactan a mi entorno, desde el punto de vista ético, social y ambiental.

Tony Gunckel
Vicerrector Universidad Tecnológica de Chile INACAP
Sede Rancagua
Seguir tendencias en:
http://tgunckel.wordpress.com/
http://twitter.com/tgunckel

 

Noticias Relacionadas

Columnas 28 mayo, 2019

Ser y quehacer de la Filosofía

Columnas 28 mayo, 2019

¿Educación Física electivo?