Sindicato Sewell y Mina arremete contra gerencia de El Teniente: “Existe un divorcio entre trabajadores y la empresa”

Publicado el 11 octubre, 2018 Por Patricio Hernández

Su presidente, Jorge Olguín, asegura que la nueva administración “solo ve números” y “no a las personas”.

A principios de agosto los sindicatos de la división El Teniente de Codelco llegaron a acuerdo con la cuprífera respecto a la negociación colectiva que mantenían las partes. La situación dejó una serie de beneficios para los trabajadores y, según uno de sus protagonistas, el presidente del Sindicato Unificado Sewell y Mina, Jorge Olguín, se convirtió en la más importante en la historia para los funcionarios del sector.

El dirigente conversó con diario El Tipógrafo respecto a cómo se concretó el proceso de negociación, pero también reveló las diferencias que existen entre los trabajadores y la nueva gerencia de la división El Teniente, comandada por Nicolás Rivera.

En primera instancia, Olguín aseguró sentirse “honrado” de “ser hoy el presidente de uno de los sindicatos más importantes de la división El Teniente, del que tiene más incidencia en la producción (…); nosotros venimos de un proceso de remozamiento de nuestra organización institucional, después de una irregularidad, desde el punto de vista funcional”.

El dirigente fue partícipe de proceso de negociación colectiva desarrollado durante mediados de 2018. En ese sentido, aseguró que “los últimos procesos de negociación colectiva habían sido malos para el trabajador”.

Olguín criticó que los acuerdos conseguidos por los trabajadores con Codelco se centraban en “mucho dinero en el minuto, bonos de negociación colectiva altísimo, pero de beneficios sociales que se terminaron”.

En ese sentido, aseguró que, durante el último proceso, “eso se logró revertir: hubo menos término de conflicto, pero más beneficios”.

El quiebre con la nueva gerencia

El pasado abril, el entonces gerente de la división El Teniente, André Sougarret, dejó su cargo. En su lugar asumió Nicolás Rivera. Sin embargo, en estos pocos meses, según el dirigente de Sewell y Mina, no ha logrado generar trabajo con los funcionarios.

“Estoy un poco sentido y preocupado por la nueva administración”, advirtió Olguín. La situación, según argumentó, se debe a que “para la empresa son los números y para nosotros las personas, y ahí tenemos un gran problema porque cuando conversamos con el gerente él mira números y nosotros personas”.

La situación, según el representante del sindicato, ha significado “un divorcio entre trabajadores y la empresa”, lo que se debe a que “al área de producción le interesa solo trabajar, no ve al trabajador con los problemas que pueda tener. Eso para él (gerente) es segundo plano, lo que le interesa es que el trabajador trabaje y produzca”.

Noticias Relacionadas