Ribereños mantienen su postura: Aseguran que “vamos a ganar” y Carretera de la Fruta irá por trazado original

Publicado el 12 octubre, 2018 Por Patricio Hernández

El presidente de la agrupación cree que llevar la ruta por la ribera del río Cachapoal, es una propuesta “burda”.

“El ministerio sigue por un camino errado”. Así de claro es el presidente de la Agrupación de Ribereños del Río Cachapoal, Pichidegua, Óscar Montedónico, al referirse a cómo ha visto que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) ha enfrentado el proceso para concretar la remodelación de la ruta 66, conocida como Carretera de la Fruta.

El dirigente criticó que, como agrupación, “llevamos varios años explicando y demostrando al MOP que construir carretera adyacente al río provocaría un impacto tremendamente negativo para nuestras tres comunas (Las Cabras, Puemo y Pichidegua); pero lamentablemente no escucha”.

“Dijeron que yo era insolente, porque cuando nosotros le decíamos esto al ministro, él recién estaba tomando nota (…) pero creemos que hay una despreocupación y falta de enfoque en todo esto”, agregó, y arremetió contra las autoridades asegurando que “cuando fuimos a Santiago a hablar al MOP, aunque se enoje nuevamente el seremi (de Obras Públicas), fue hablar en chino”.

En ese sentido, los ribereños insisten que la solución es clara y fácil: respetar el trazado original del proyecto, que es por tierra firme, llevando la ruta por Peumo. “Eso es algo que se puede hacer ahora ya y se pude partir trabajando mañana, porque ya tiene la ingeniería desarrollada, tiene las expropiaciones hechas y pagadas; tiene el estudio medioambiental aprobado”, recalcó el representante de la entidad.

Pese al actual escenario, desde la agrupación confían en que finalmente tendrán una respuesta favorable a su propuesta. “Nosotros creemos que vamos a ganar esto, y eso lo tenemos claro”, aseguró Montedónico, argumentando que “es burda la propuesta de construir a la ribera del río Cachapoal, teniendo al lado un proyecto hecho”.

Asimismo, aseguró que el proyecto de llevar la ruta por la ribera del río “huele mal”, cuestionando que se inviertan “U$200 millones para piedras que se ocuparán para rellenar y hacer caminos, teniendo al lado una alternativa clara”.

Por ello, desde la agrupación advierten que ocuparán todas las medidas a su alcance para conseguir su objetivo y se concrete el trazado original. “Al parecer, como lo sugieren varios vecinos, los gobiernos entienden a gritos y empujones”, señalaron, agregando que si en el MOP “no razonan, recurriremos a otros medios”.

A mediados de octubre se espera que el Ministerio de Obras Públicas comience la licitación para comenzar a trabajar en el nuevo trazado de la ruta 66. Actualmente, las empresas se encuentran retirando las bases para presentarse al proceso.

 

Noticias Relacionadas