Senador Letelier advierte sesgo clasista en discusión por máquinas de juegos pero pide mayor regulación

Publicado el 4 septiembre, 2018 Por Jaime Castañeda

“Es cierto que en el mundo popular hay gente que gasta la plata del pan en eso, pero también hay personas de cuello y corbata que van al Monticello, el gran casino, y gasta fortunas”, argumenta el legislador PS.

El debate que genera la existencia de las máquinas de tragamonedas tiene aristas judiciales y también políticas. De hecho, en el Congreso entraron a trámite dos proyectos de ley: uno que prohibir su funcionamiento, y otro ingresado por los senadores Fulvio Rossi, Ximena Rincón, Carlos Bianchi y Jaime Quintana, orientado regular la explotación de estas máquinas de juegos.

El senador por la Región de O’Higgins, Juan Pablo Letelier (PS) precisa que esta discusión considera tres aspectos. Uno tiene que ver con el respeto a la libre elección de las personas que les gusta el juego; un segundo punto está en determinar si estas máquinas son de azar, y el tercero dice relación con la necesaria regulación de estos denominados ‘casinos populares’.

“Se requiere una regulación clara, es evidente la situación donde hay salones con cientos de máquinas en barrios céntricos de diferentes comunas del país, evidentemente huelen más a casinos que máquinas de diversión transitoria”, sostiene el legislador.

Letelier plantea que “esta discusión es un poquito clasista, como que al mundo popular hay que protegerlo. A mí no me gusta el juego pero es algo que está autorizado”. El parlamentario socialista subraya que “hay un tema de principio constitucional de las libertades de las personas”. Además dice que “no todas las personas tienen plata para ir a un casino legalmente constituido, para pagar las entradas que les cobran, más aun cuando hay pocos por regiones”.

Puntualiza que “es cierto que en el mundo popular hay gente que gasta la plata del pan en eso, pero también hay personas de cuello y corbata que van al Monticello, y gasta fortunas”.

Agrega que “el tema del juego ha acompañado a la humanidad por mucho tiempo, yo creo que es bueno sincerar este debate, más allá de los intereses de los que tienen licencia de casino, que no quieren que alguien se le meta en su mercado”.

El senador Letelier también responsabiliza a los dueños de estas máquinas. “Cada vez más constato que no hubo ninguna capacidad de autorregular de quienes tienen estas máquinas, no han regulado la presencia de niños en el uso de estas máquinas”.

Finalmente, destaca que “la fiscalía está entrando a interpretar las normas legales y los tribunales van a terminar interpretando la situación”.

Noticias Relacionadas