[opinión] A propósito del proyecto de ley de Sala Cuna Universal

Publicado el 14 septiembre, 2018 Por Columna de Opinión

En el marco de la Agenda Mujer del Presidente Sebastián Piñera, se hizo público hace algunas semanas el proyecto de ley de Sala Cuna Universal. Dicho proyecto busca ampliar este beneficio para mujeres madres trabajadoras, lo que sin duda traerá beneficios tanto económicos como sociales para la mujer; no obstante, me gustaría manifestar algunas inquietudes […]

En el marco de la Agenda Mujer del Presidente Sebastián Piñera, se hizo público hace algunas semanas el proyecto de ley de Sala Cuna Universal. Dicho proyecto busca ampliar este beneficio para mujeres madres trabajadoras, lo que sin duda traerá beneficios tanto económicos como sociales para la mujer; no obstante, me gustaría manifestar algunas inquietudes que surgen ante esta iniciativa

En primer lugar, la urgencia otorgada por el gobierno a este proyecto no ha dado espacio —hasta el momento— a una debida discusión con instituciones como la Subsecretaría de Educación Parvularia o la recién creada Subsecretaría de la Niñez, sobre las implicancias que este proyecto trae consigo. Invitar a otros actores a este debate político podría, sin duda, dilatar la tramitación de la ley, sin embargo, los tiempos de la política no deberían anteponerse al bien y al interés superior de los niños y niñas.

En segundo lugar, esta iniciativa evidentemente nos obliga a mirar el servicio que hoy entregan las salas cunas y jardines infantiles del país, por lo que no podemos dejar de lado una serie de factores que apuntan a la mejora de la calidad del sistema. Si lo que se pretende es avanzar hacia políticas que resguarden la calidad y el desarrollo integral de los niños y las niñas —y no retroceder en los avances que Chile ha logrado en las últimas décadas en esta dimensión—, es inminente traer a la discusión el mejoramiento de las condiciones laborales de los y las educadoras de párvulos, tanto a nivel salarial como de administración del tiempo laboral.

Sin duda, esto motivará e invitará a más personas a optar por la carrera y a su vez saldar la deuda que existe hoy en cuanto a dotación por número de niños. En este sentido la Universidad cumple un rol fundamental, ya que para nosotros es un gran desafío mantener la carrera en la mira del público, respondiendo a las necesidades del medio y estableciendo vínculos con la comunidad.

Evidentemente, resulta necesario abrir la discusión a otras esferas especializadas en la materia y acelerar la inclusión de la profesión en la Carrera Profesional Docente, con el fin de equiparar las condiciones laborales. Igualmente, las salas cunas y jardines infantiles deben entrar en carrera de un sistema de aseguramiento de la calidad que implique recursos económicos para todos los niveles de atención, y que responda a la realidad y condiciones del desarrollo de los niños y niñas del país.

Jenniffer Ruiz Sánchez

Jefa de carrera Pedagogía en Educación Parvularia

Universidad de O’Higgins.

Noticias Relacionadas

Columnas 13 septiembre, 2018

En la obra, en la faena, un espacio

Columnas 13 septiembre, 2018

Educación, gratuidad e inequidad

Columnas 11 septiembre, 2018

Desarrollo regional