Iván Núñez y su esposa Marlene de la Fuente declararon contra Rafael Garay: “Tenía una obsesión con la familia Nuñez de la Fuente”

Publicado el 11 septiembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

El periodista intentó desbaratar parte de la defensa de Garay sobre su supuesto alcoholismo.

Este martes continuó el juicio oral contra Rafael Garay por las acusaciones de estafa en su contra que afectaron a 29 personas por un monto cercano a los 1300 millones de pesos.

Durante esta jornada, declararon el periodista Iván Núñez y su esposa, Marlene de la Fuente, en calidad de testigos, coincidiendo ambos en que fueron estafados no solo económicamente también emocionalmente, por el lazo de amistad que los unía con el imputado.

Marlene, señaló que le entregó $76 millones, luego de mucha insistencia de Garay para que fueran invertidos en oro y dólares.

“Lo conocí en 2013 a través de mi marido. Llegó a mi casa a practicar kudo (…). Garay era conocido como panelista en medios de comunicación. Era académico, mediático, político… a parte del deporte, lo conocí como una persona honesta, caballero, honrado”

El dinero entregado lo había estado ahorrando desde lo 15 años por esto, “le dije que me moría si le pasaba algo a ese dinero. Me miró a la cara y dijo no me preocupara (…) Me costó mucho entregarle esa plata, porque la llevaba ahorrando muchos años“.

Por su parte, Nuñez dijo que conoció a Garay en Radio Futuro y Garay se acercó para hablar con él.  “Yo no le pedí nada, él me ofreció invertir en oro y dólares”, relató.

El periodista intentó desbaratar parte de la defensa del ingeniero sobre su supuesto alcoholismo. “Una persona que es alcohólico, como él ha declarado, no puede estar a las 8 de la mañana haciendo clases de artes marciales. No se condice. No hay congruencia”, remarcó.

“Recuerdo dos salidas nocturnas de Garay. Una fue una cena en la que no bebió alcohol”, aseguró.

Según las declaraciones de ambos, fueron persuadidos por Garay para que les entregara el dinero. “Garay hace un traje a la medida para cada una de las víctimas. Conmigo nunca fumaba, no tomaba. Proyectaba una vida solo, pobre, con mala suerte”, detalló De la Fuente.

“Nunca le encontré olor a alcohol, ni ojos rojos o mareado. Nada me hizo pensar que este señor tenía una doble vida”, añadió.

Cuando el matrimonio Núñez De la Fuente, le iba a pedir de regreso su dinero en mayo del 2016, Rafael Garay reveló que había sido diagnosticado con un cáncer terminal lo que resultó ser falso. “Ahí viene lo más grave, que el acusado abusó de la confianza, completamente abusó de la confianza, no tuvo ninguna piedad de la familia”, sentenció Marlene.

“Él se estaba burlando. No tiene sentimientos y así muchas cosas más. Esto era una tortura porque cada vez que hablaba, estaba muriendo, enfermo, vomitando, parapléjico. Era una tortura porque lo único que querías era ayudarlo”, detalló la mujer.

Entre todas los datos que entregó la mujer señaló que: “Me di cuenta que tenía una obsesión con la familia Nuñez de la Fuente. Cuando me junté con la PDI me di cuenta que tenía no una sola corbata de mi marido, sino que varias, y también varios ternos en su departamento”.

Noticias Relacionadas