[EDITORIAL] A 45 años del golpe: Lecciones para las nuevas generaciones

Publicado el 11 septiembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Este martes, se conmemoran 45 años del golpe militar que puso fin al gobierno de Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973. La muerte del primer presidente socialista, el bombardeo a La Moneda, y la Junta Militar son las imágenes que se repiten en la memoria de aquellos que vivieron en carne propia el […]

Este martes, se conmemoran 45 años del golpe militar que puso fin al gobierno de Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973. La muerte del primer presidente socialista, el bombardeo a La Moneda, y la Junta Militar son las imágenes que se repiten en la memoria de aquellos que vivieron en carne propia el último quiebre de la institucionalidad en nuestro país.

Otro grupo importante de chilenos –que aún no nacía para esa fecha- ha visto estas escenas por televisión o en Internet, y ha escuchado o leído esta parte de la historia de Chile con el sesgo propio del color político con que se escriba o se cuente.

Pero más allá de lo ideológico del debate, es claro que a 45 años de este episodio, son varias las lecciones que los chilenos no deben olvidar, a pesar del paso del tiempo.

Nada justifica el asesinato de compatriotas por razones políticas: De aquellos que perdieron la vida por pensar distinto a manos de agentes del Estado, ni de aquellos que fueron blanco de los ataques de grupos subversivos. También debemos saber respetar el dolor de aquellos que perdieron a uno de los suyos o de quienes aún tiene cicatrices de las humillaciones y vejámenes sufridos. Y aquí los tribunales juegan un rol clave para poder encontrar la verdad y la justicia que esas familias merecen.

Por ello, el paso del tiempo no debe pretender que nos vendemos los ojos, o dar vuelta la página en materia de violaciones a los derechos humanos, como algunos proponen. Es clave que la frágil memoria de nuestro país no ceda ante el paso del tiempo, ya que siempre deben estar en la conciencia de los chilenos los lamentables hechos que sucedieron tras el quiebre de la institucionalidad y la democracia.

El golpe, las razones y sus consecuencias, deben seguir siendo tema de debate político y social; y nunca debe desaparecer del debate de la mesa de los chilenos. Solo así, las nuevas generaciones podrán entender el valor de la democracia y la amistad cívica, el valor de la tolerancia y la necesidad de respetar al otro cuando piensa distinto. Características fundamentales de un país que camina al desarrollo en busca del bienestar de todos los chilenos.

Noticias Relacionadas

Editorial 13 septiembre, 2018

Editoral: La demanda marítima y el futuro

Cartas al Director 12 septiembre, 2018

Señor Director,