Insólito: Sujeto utilizaba zapatería como fachada para vender armamento y munición de guerra

Publicado el 11 septiembre, 2018 Por Carla Dinamarca Miranda

La diligencia se realizó en la Región Metropolitana, sin embargo, antecedentes residuales de una investigación en Rancagua lograron desbaratar el local clandestino.

La venta ilegal de un fusil M-16 en Rancagua a través de un portal de Internet en febrero de este año permitió a personal de la Brigada de Antinarcóticos y Crimen Organizado (Brianco) de la Policía de Investigaciones (PDI) desbaratar y detener a un sujeto que utilizaba como fachada una zapatería para vender armamento y munición de guerra en la Región Metropolitana.

Según informó la PDI, la investigación se inició luego que la venta de un fusil, caracterizado por ser el armamento de guerra utilizado solo por Fuerzas Armadas y por su poder destructivo, diera como paradero un domicilio en la capital regional luego que sus dueños lo publicaran en el portal de ventas por Internet Yapo.

“Los antecedentes y primeras indagatorias son puestas a la Fiscalía, se trabajó arduamente logrando determinar que la persona que estaba vinculada a los primeros indicios de la investigación era un armero, quien tenía todos los permisos para efectuar esta función, no obstante vendía armamento y reparaba sin tener la procedencia de dichas armas, infringiendo la Ley de Armas y Explosivos”, indicó el jefe de Brianco Rancagua, comisario Julián Espinoza.

Fue así como luego de seis meses de investigación, durante la tarde de este lunes los detectives lograron la detención de un sujeto de 61 años que se dedicaba al tráfico de armamento ilegal, para lo cual utilizaba como fachada una zapatería ubicada en la calle Victoria de la comuna de Santiago.

Mediante una orden gestionada por la Fiscalía ante el Juzgado de Garantía de Rancagua los oficiales allanaron la vivienda del imputado, hallando al interior del local comercial once armas: entre escopetas, revólveres y una pistola, además de ocho cañones de escopetas y más de 300 proyectiles balísticos, incluida munición destinada al uso militar, cuyo uso y porte está prohibido para civiles.

Al respecto el jefe de la unidad señaló que “estas armas no se encontraban en los libros que debería tener esta armería” y que “la cantidad de armamento incautado asciende a los $5 millones y (el imputado) las vendía dependiendo del arma y su procedencia. Estas al no estar inscritas sube el valor”.

Por orden del Ministerio Público el imputado fue aprehendido por de la PDI de Rancagua, quien no contaba con antecedente penales, quedando a disposición del Juzgado Garantía de esta ciudad para su formalización tras infringir la Ley de Armas y Explosivos.

En tanto, las armas fueron derivadas al Laboratorio de Criminalística Regional (Lacrim) donde serán sometidas a peritajes y así determinar su origen.

Noticias Relacionadas